Mundo

20
Ago
2015

Un grupo de buques chinos ha atracado en el puerto de Vladivostok para para realizar junto a la Armada rusa un ejercicio conjunto sin precedentes que arranca este jueves.

En el marco de la segunda etapa de Interacción Marítima 2015, que durará hasta el próximo día 28 de agosto, los marineros, infantes de marina y pilotos aeronavales de ambos países se entrenarán mano a mano en operaciones combinadas.

El contingente chino enviado a Vladivostok comprende siete buques de guerra, seis helicópteros de a bordo, cinco aviones de combate, 21 vehículos anfibios y 200 infantes de marina.

La Flota del Pacífico de Rusia estará representada por 20 buques de guerra y buques de apoyo, dos submarinos, 10 aviones de combate, nueve vehículos anfibios y también 200 infantes de marina.

Las tropas, aeronaves y embarcaciones de Rusia y de China actuarán encuadradas en cinco grupos navales combinados y cuatro grupos de la Fuerza Aérea en aguas territoriales rusas y en aguas neutrales del mar de Japón, cuyas zonas limítrofes colindan con cuatro países: Japón, Corea del Norte, Corea del Sur y Rusia.

Hasta el momento, la Armada china no ha participado en ejercicios en esta zona.

Según la información oficial, objetivo principal de las maniobras es el adiestramiento para la protección de las comunicaciones navales, entrenamiento antisubmarino, ejercicios de defensa aérea y acciones antibuque.

Por primera vez en la historia el ejercicio naval incluirá una maniobra conjunta de asalto anfibio.

Asimismo, durante su estancia en el puerto de Vladivostok los barcos de ambos países tienen previsto abrir sus puertas a visitantes civiles.

La primera etapa de Interacción Marítima fue llevada a cabo en mayo en el Mediterráneo.

¿Por qué las maniobras navales entre Rusia y China ponen en alerta a varios países?

Son las mayores maniobras navales en la historia de las relaciones ruso-chinas, sostiene ‘Washington Times’, y puntualiza que debido al evento la Armada de EE.UU. está “en alerta”.

El propósito clave de los ejercicios es “mejorar la capacidad de hacer frente de forma conjunta a las amenazas de seguridad marítima”, comentó Yang. En la misma declaración, el portavoz chino de Defensa expresó su preocupación por los intentos de EE.UU. de militarizar el mar de China Meridional, vecino al escenario de las maniobras, el mar del Japón.

“La parte estadounidense distorsiona los hechos y usa el pretexto de la amenaza militar de China para sembrar la discordia entre China y otras naciones del litoral en el mar de China Meridional”, sostuvo Yang en una evidente alusión a la disputa que Pekín tiene con Filipinas, Vietnam y Malasia sobre la soberanía de las islas Spratly y al apoyo político que Washington presta a los adversarios de China en el conflicto.

“Los ejercicios podrían alarmar especialmente a Tokio”, no tardó en anunciar, a su vez, el diario nipón ‘Japan Times’. Japón mantiene una disputa con China por las islas Senkaku (Diaoyu), situadas en el mar de China Oriental.

Por su parte, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, negó que el hecho de que Moscú realice ejercicios conjuntos con Pekín en el Pacífico signifique que apoye sus ambiciones territoriales en la zona.

Cualquier tipo de disputa en cualquier mar debe ser solucionada en el marco del derecho internacional por los participantes directos en la disputa, sin intervención exterior alguna, insistió Lavrov en una entrevista a la cadena News Asia, citada por la agencia RIA Novosti. Puntualizó además que no es serio atribuir a este problema un carácter más global.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios