Mundo

06
Mar
2015

Este viernes 6 de marzo se cumplen 88 años del nacimiento del premio Nobel colombiano Gabriel García Márquez. teleSUR rinde homenaje al insigne literato recordando las historias más polémicas, esas que él superó con su gracia personal y que muchos desconocen.

Gabriel García Márquez, también conocido como “Gabo”, nació el 6 de marzo de 1927 en Aracataca, Colombia. Es mundialmente reconocido como el mayor exponente del Realismo Mágico y su obra, Cien Años de Soledad, publicada en 1967, lo hizo merecedor del Premio Nobel de Literatura en 1982.

El 17 de abril de 2014 Gabo falleció a los 87 años de edad, pero son muchos de los que piensan que su obra lo hizo inmortal. A continuación te ofrecemos las historias más polémicas de su carrera literaria:

1. El puñetazo en la cara:

Es sin duda una de las historias más polémicas en la literatura latinoamericana. Sobre todo porque el autor del puñetazo que dejó un ojo morado al Nobel de Aracataca fue el otro Nobel peruano: Mario Vargas Llosa.

Los novelistas, que se conocieron en Venezuela en 1967, protagonizaron una de las rivalidades más famosas en el mundo literario desde que en 1976 Vargas Llosa propinó en México, ante testigos, un puñetazo al que hasta ese entonces era considerado su amigo.

El motivo de la disputa nunca fue del todo explícito porque los escritores mantuvieron un histórico pacto de silencio entre caballeros. Sin embargo, el biógrafo Gerald Martin narró que antes de golpear, Vargas Llosa le expresó a Gabo: “esto es por lo que le dijiste a Patricia” o “esto es por lo que le hiciste a Patricia”.

Al parecer, habían rumores de que el colombiano había tenido un romance o había intentado seducir a la entonces esposa de Vargas Llosa, Patricia Llosa. Sin embargo, cuando la esposa de Gabo, Mercedes Barcha, fue consultada sobre el hecho, ella se limitó a responder “Mario es un celoso estúpido”.

Rodrigo Moya, amigo de Gabo, publicó en 2007 un artículo y fotos del incidente el mismo día en el que el autor de Cien años de soledad cumplía 80 años. Según él, el mismo Gabo se mandó a tomar las fotos porque quería tener “una constancia” de aquella agresión.

2. Su relación con Fidel:

En muchas ocasiones Gabo confesó su aprecio hacia Fidel Castro y su apoyo a la Revolución. Esta fue una de las relaciones más polémicas en la vida del literato, quien fue objeto de muchos cuestionamientos.

Archivo personal de Gabriel García Márquez será exhibido

El Nobel le dijo una vez a su amigo Plinio Apuleyo Mendoza: “Quiero que el mundo sea socialista y creo que tarde o temprano lo será, entendiendo como socialismo un sistema de progreso, libertad e igualdad relativa, donde saber es además de un derecho, una izquierda”.

El biógrafo Gerald Martin ha señalado en varias entrevistas que muchos consideran como “excesiva” su proximidad a Fidel, pero Martin también recuerda que a Gabo se le ha relacionado con Felipe González (expresidente español) o con Bill Clinton (de Estados Unidos).

García Márquez y su esposa solían pasar largas temporadas en la isla, donde tenían una residencia (casa de protocolo) asignada, Esa presencia constante en Cuba le llevó una vez a desmentir que viviera en la isla, sino que en cambio viajaba allá con mucha frecuencia.

El mismo Fidel ha mencionado que disfrutaba de su compañía. En 2006, mientras estaba convaleciente de una operación intestinal, describió un encuentro con el autor colombiano y su esposa como algunas de “las horas más agradables” que había pasado.

“Soy amigo de Fidel y no soy enemigo de la revolución. Eso es todo”, dijo en una oportunidad García Márquez, según relata el libro Gabo y Fidel.

El Dato: uno de los momentos más mediáticos de la relación de Gabo con Cuba, fue cuando en 1997, Gabo llevó a Bill Clinton -quien le había contado que Cien años de soledad era su novela favorita- un mensaje de Fidel Castro en el que proponía a Estados Unidos cooperación en la lucha contra el terrorismo.

En 2014, tras la pérdida física de Gabo, el líder cubano envió una carta a Mercedes Barcha en la que expresó: “El mundo, y en particular los pueblos de Nuestra América, hemos perdido físicamente a un intelectual y escritor paradigmático. Los cubanos, a un gran amigo, entrañable y solidario”.

En 2004 Gabo publicó la novela “Memoria de mis putas tristes”. La obra narra la historia de un longevo periodista que, al cumplir 90 años, decide celebrar su aniversario con una niña virgen. Durante sus primeros 50 años el periodista llevó un conteo de 514 mujeres que habían estado con él.

En la novela fueron muchas las similitudes encontradas entre el personaje central y la personalidad de Gabo, por ende, el punto de las “514 mujeres” siempre causó suspicacia. Sin embargo, aunque él jamás habló al respecto, muchos biógrafos y conocidos defendieron que no era más que “otra faceta de su realismo mágico”.

De hecho el llevar un “contador de encuentros y de mujeres” era algo que ya había desarrollado Gabo en otro de sus personajes: Florentino Ariza (El amor en los tiempos del Cólera). En ese tiempo, Florentino suma más de 600 relaciones fugaces, de las que lleva una fiel contabilidad, pero jamás paga el amor.

4. Su supuesto Alzheimer:

En los últimos años de vida fueron muchas las veces en las que medios internacionales publicaron que Gabo padecía Alzheimer. En 2009 fue su esposa, Mercedes, la que desmintió tal hecho, sin embargo, en julio de 2012, Jaime García Márquez, hermanos del escrito, confirmó que el Nobel tenía demencia senil.

Según personas que estuvieron en sus últimas apariciones públicas, Gabo no daba señales de padecer el malestar mental, incluso hay muchos que sostienen que mantenía su personalidad de ser jovial y muy echador de broma, pese a timidez.

La madre y un hermano de Gabo murieron de Alzheimer. La noticia de que él lo tenía y de supuestamente no podía reconocer ni siquiera a sus amigos cercanos dio la vuelta al mundo y muchos de sus fanáticos expresaron su pesar pese a que el hecho no fue confirmado.

5. Lucha contra la ortografía “complicada”:

El hecho de ser escritor y un férreo defensor del texto escrito estaba implícito en la figura literaria de García Márquez, sin embargo, en 1997, un discurso pronunciado ante el Congreso de la Lengua en España, el célebre Nobel instó a “jubilar la ortografía” y a simplificar las reglas del español, esto con el fin de hacerla más fácil de entender y aprender.

“La lengua española tiene que prepararse para un ciclo grande en ese porvenir sin fronteras. Es un derecho histórico. No por su prepotencia económica, como otras lenguas hasta hoy, sino por su vitalidad, su dinámica creativa, su vasta experiencia cultural, su rapidez y su fuerza de expansión, en un ámbito propio de diecinueve millones de kilómetros cuadrados y cuatrocientos millones de hablantes al terminar este siglo”.

Otras Anécdotas inolvidables

*La figura del abuelo materno de Gabo es una de las que más influencia todas sus su historias. Según el mismo ha dicho, El coronel no tiene quien le escriba y la escena principal de 100 años de soledad tienen que ver mucho con él.

*Siempre manifestó su miedo a los aviones. En una entrevista una vez dijo que “probó con tomar Martini seco” pero que no le resultó, por eso, probó después con la música, formando listas de canciones para volar según las rutas y la duración del viaje, incluso según la clase en la que vuela.

*Cuando se le preguntó si tenía miedo a la vejez, él respondió tajante: “El secreto contra la vejez es no pensar en ella”.

*No le gustaban las cosas gratis, de hecho, no aceptaba viajes pagados y cuando era crítico de cine, compraba sus propios boletos.

*Una vez criticó al expresidente de Colombia, Julio César Turbay Ayala, quien no respondió una carta enviada por el novelista. Gabo expresó que “una persona que no contesta las cartas no merece siquiera que se le escriba”.

*Dejó un cuento sin escribir, siempre quiso escribir un cuento de título “El ahogado que nos traía caracoles”. Llegó a comentárselo a su amigo Álvaro Cepeda Samudio, quien le dijo que “ese título es tan bueno que ya ni siquiera hay que escribir el cuento”.

Fuente: teleSUR
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios