Mundo

10
Mar
2015

Antiguamente, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas podía imponer sanciones contra personas, grupos o Estados que amenazaran la paz mundial, pero actualmente es EE.UU. quien las utiliza como agresión económica por encima del orden legal de la ONU, sostiene el analista político Alfredo Jalife-Rahme.

“Las sanciones económicas de EE.UU. han sustituido a las leyes internacionales, mientras la pléyade de financieros monetaristas israelo-anglosajones desplazan a la vieja guardia de juristas de Naciones Unidas”, afirma Alfredo Jalife-Rahme, analista y profesor de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, en el diario mexicano ‘La Jornada’.

En este sentido, el experto sostiene que “hoy en día, EE.UU. utiliza las sanciones para disfrazar sus agresiones económicas contra todo aquel que se atreve a oponerle resistencia”. Según él, se trata en realidad de embargos -“la versión moderna de los asedios militares“- que evidencian “la supremacía del ‘dolarcentrismo’ financista de Wall Street por encima del caduco orden legal de la ONU”.

Sus afirmaciones surgen como reflexión a la reciente entrevista que Alastair Crooke, exmiembro del servicio de Inteligencia británico MI6 y exasesor en política exterior de la UE y del senador estadounidense George Mitchell, concedió al rotativo turco ‘Today’s Zaman’, donde sostiene que “el sistema de la hegemonía del dólar no requiere la dependencia de EE.UU. en la ONU y concede el control a la Secretaría del Tesoro vigilada por [David] Steve Cohen”.

Crooke añade que “la instrumentalización de la posición de EE.UU. como controlador de todas las transacciones en dólares trasciende las viejas herramientas de la diplomacia y de la ONU”.

Fuente: RT
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios