Mundo

25
Nov
2015

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, ofreció una rueda de prensa tras el derribo del Su-24 ruso en Siria para informar sobre los detalles de la conversación con su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu.

De acuerdo con Lavrov, el ministro de Exteriores de Turquía le llamó por teléfono para “lamentar lo ocurrido con relación al Su-24″.

Sin embargo, según el canciller ruso, el ministro turco trató de justificar las acciones de su país.

Lavrov ha destacado también que el canciller turco, Mevlut Cavusoglu, le aseguró que su nación aspiraba a mantener las relaciones amistosas con Rusia.

“Tenemos serias dudas de que no se trató de un acto intencionado, ya que tiene todo el aspecto de una provocación planeada”, destacó.

Además, Lavrov aseguró que Rusia no se implicará en la guerra con Turquía.

“No nos implicaremos en una guerra con Turquía, nuestra actitud hacia el pueblo turco no ha cambiado, nuestras cuestiones son para los dirigentes del país”, dijo.

La implicación de la OTAN y EE.UU.

El canciller ruso declaró que su homólogo no pudo aclarar si Turquía coordinó con EE.UU. sus acciones contra el Su-24 ruso.

El jefe de la diplomacia rusa añadió que la declaración de Jens Stoltenberg encubre la parte turca.

Además, Lavrov mencionó que la línea de emergencia del centro de coordinación entre Rusia y Turquía no fue activada en ningún momento.

Las contradictorias palabras de Erdogan

Lavrov ha declarado también que ha recordado a su homólogo las palabras del propio Erdogan, según las cuales una breve violación del espacio aéreo no puede servir de pretexto para aplicar la fuerza.

En junio del 2012, precisamente una aeronave turca fue blanco de un ataque por parte de las fuerzas armadas sirias tras haber violado el espacio aéreo del país árabe. Ankara confirmó que su avión atravesó la zona, pero puntualizó que lo hizo solo durante un breve espacio de tiempo.

En aquel entonces Erdogan afirmó que una violación de ese tipo nunca puede servir de pretexto para cometer un ataque, palabras completamente diferentes a las actuales. En aquel caso precisó que el caza llevaba a cabo un vuelo de ensayo para poner a prueba los radares de Turquía en el este del Mediterráneo.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha cancelado la visita a Turquía que tenía prevista para el próximo miércoles tras el derribo del bombardero ruso Su-24 este martes en la provincia siria de Latakia.

“Lo que ahora cabe señalar es el aumento de las amenazas terroristas que vienen de territorio turco”, ha declarado Lavrov citado por RIA Novosti.

El 24 de noviembre el Ministerio de Defensa de Rusia confirmó los informes de que un bombardero táctico Su-24 perteneciente a la Fuerza Aérea rusa se había estrellado en Siria, cerca de la frontera con Turquía. Según el Ministerio, el avión siniestrado volaba exclusivamente sobre el territorio de Siria y no violó la frontera con Turquía, tal como señalan medios objetivos de control. Vladímir Putin ha declarado que Turquía ha apuñalado a Rusia por la espalda con el derribo del Su-24.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios