Mundo

20
Ene
2016

La ciudad suiza de Davos acoge desde este miércoles la 46.ª edición del Foro Económico Mundial, que reunirá a representantes de 100 países, entre ellos más de 40 líderes mundiales.

El Foro, que tiene como tema principal la cuarta revolución industrial, abordará también la caída de los precios del petróleo, el levantamiento de las sanciones contra Irán y el problema del terrorismo a nivel mundial.

Klaus Schwab, presidente y fundador del encuentro económico, asegura que la cuarta revolución industrial es “una mezcla de tecnologías a nivel físico, digital y biológico que crean nuevas oportunidades con un significativo impacto a nivel social, político y económico”.

“Los de Davos son la fuente de los problemas económicos, no la solución”

El Foro de Davos no busca soluciones a la situación de la economía global, solo une a los responsables de los problemas que sufren hoy los mercados, sostiene el periodista económico Lew Rockwell.

“Es un encuentro de los muy ricos y de los políticos que ellos poseen. Todo está relacionado con el control (…). Pueden decir que quieren arreglar problemas o hacer mejor la vida de la gente, pero lo que hacen es conspirar para que haya más guerras, intervenciones, control económico, ‘banksterismo’ y beneficios para la élite del poder contra la gente”, insistió Rockwell a RT.

Rusia en El Foro

Este año la delegación rusa en el Foro Económico no incluye a los principales líderes del país, igual que en 2014 y 2015, y está encabezada por Yuri Trútnev, el representante plenipotenciario del presidente de la Federación de Rusia en el Distrito Federal del Lejano Oriente.

El Foro de Davos no busca soluciones a la situación de la economía global, solo une a los responsables de los problemas que sufren hoy los mercados, sostiene el periodista económico Lew Rockwell.

Este año la delegación rusa en el Foro Económico no incluye a los principales líderes del país, igual que en 2014 y 2015, y está encabezada por Yuri Trútnev, el representante plenipotenciario del presidente de la Federación de Rusia en el Distrito Federal del Lejano Oriente.

Según opinan varios expertos, Moscú quiere de esta manera demostrar a los inversores asiáticos que Rusia está dispuesta al desarrollo conjunto de diferentes proyectos de infraestructura en el Lejano Oriente.
“Rusia no tiene una agenda común con Occidente para el desarrollo de relaciones económicas bilaterales. Y la aparición de Trútnev es una señal de que Rusia sigue mirando hacia el este”, comentó al portal Gazeta una fuente ministerial.

Según la vocera del primer ministro, Natalia Timakova, Trútnev también discutirá en el foro los problemas de la región Asia-Pacífico.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios