Mundo

29
Ene
2016

El Gobierno de Mauricio Macri eliminó los controles que existían sobre etiquetas de los productos, la regulación se había impuesto en octubre de 2015 durante el mandato de Cristina Fernández para evitar manipulación de precios de los comerciantes.

La anterior medida regía sobre alimentos, bebidas, perfumería y artículos de limpieza doméstica, con el objetivo de evitar que las empresas privadas con un simple cambio en las etiquetas y el empaque pudieran remarcar los productos por arriba del valor de referencia pactado, por el programa de Precios Cuidados.

El nuevo secretario de Comercio, Miguel Braun, señaló que se elimina la regulación porque los controles estatales “producen distorsiones en la comercialización de los productos y no protegen al consumidor”.

La derogación de la medida permitiría a las empresas reetiquetar los precios de venta al público con el simple cambio de empaque, beneficiando a las empresas productoras y comerciantes.

Según la antigua regulación los empaques y etiquetas de los productos debían someterse de forma obligatoria a un procedimiento de fiscalización ante la Dirección de Lealtad Comercial dependiente de la Dirección Nacional de Comercio Interior de la Subsecretaría Interior de la Secretaria de Comercio para evitar que los comerciantes cambiando el rotulado vendieran más caro el producto.

Las nuevas autoridades de Comercio sostienen que el exceso de normas y procedimientos redundantes, lejos de otorgar mayor eficiencia a la defensa del consumidor, por el contrario, establecen un sistema complejo que dificulta la comercialización de productos de manera innecesaria.

La nueva normativa sobre el etiquetado lleva la firma del Secretario de Comercio, Miguel Braun, quien además, es sobrino de los dueños de La Anónima, una de las cadenas de ventas minoristas con mayor poder de mercado en el sur del país.

La lógica de los funcionarios de Mauricio Macri respecto al rol qué debe cumplir el Estado para garantizar el bienestar de los consumidores es totalmente opuesta a la que impartían los funcionarios de la administración de Cristina Fernández de Kirchner donde se aplicaron controles y medidas para proteger al pueblo argentino y no a las élites empresariales y económicas.

Fuente: TeleSUR
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios