Mundo

11
Ago
2015

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció planes conspirativos contra los Gobiernos latinoamericanos y señaló que están organizados desde EE.UU.

En una reunión extraordinaria del Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), en Caracas, capital venezolana, Maduro anunció el lunes que presentará pruebas de la participación activa de EE.UU. para desestabilizar al Gobierno Bolivariano, por medio de la introducción de agentes en la embajada estadounidense que está en la nación suramericana.

“Tengo pruebas de como el Comando Sur personalmente ha colocado funcionarios en la embajada de los Estados Unidos en Venezuela para dirigir el Plan Buitre –como llamara la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, al ataque sistémico del imperio contra los gobiernos progresistas latinoamericanos y caribeños– de sabotaje a la economía y de violencia” contra el país, afirmó el mandatario venezolano.

En este contexto, Maduro subrayó que para hacer fracasar los planes desestabilizadores que promueve EE.UU. en detrimento de los Gobiernos progresistas de América Latina, son necesarias “la unidad y la solidaridad” de los países regionales, impulsada a través de organizaciones como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y Petrocaribe.

“Debemos defendernos unidos. No subestimemos el valor y la fuerza espiritual que tiene la solidaridad de los pueblos de América Latina y del Caribe para las batallas que nos toca dar en condiciones a veces desiguales y complejas”, insistió el jefe de Estado bolivarianos.

Además destacó que el pueblo debe prepararse para que los intentos de conspiración se conviertan “en un factor generador de conciencia superior” que afiancen la lucha por la nueva independencia de la región.

El presidente venezolano anunció que presentará dichas pruebas que inculpan al Gobierno norteamericano en una comisión especial junto a representantes de Washington, que se instalará en los próximos días.

“Tengo pruebas de como el Comando Sur personalmente ha colocado funcionarios en la embajada de los Estados Unidos en Venezuela para dirigir el Plan Buitre –como llamara la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, al ataque sistémico del imperio contra los gobiernos progresistas latinoamericanos y caribeños– de sabotaje a la economía y de violencia” contra el país, afirmó el mandatario venezolano.

En este sentido, en febrero del año en curso, Maduro arremetió contra Washington por apoyar a la oposición radical venezolana y planificar intentonas golpistas en su contra.

La última década fue la década de los gobiernos izquierdistas en América Latina, entre ellos destacan Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua. Estos países con un discurso antimperialista se consideran como un desafío para EE.UU. en su patio trasero, y debido a eso, la hegemonía recurre a cualquier estrategia, entre ellas golpes de Estado para cambiar los gobiernos izquierdistas con los derechistas, según los analistas.

El pasado 3 de julio, la asambleísta ecuatoriana María Augusta Calle, denunció que Estados Unidos ha destinado 2 mil millones de dólares para desestabilizar los países de América Latina.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios