Mundo

09
Jul
2015

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que la empresa petrolera estadounidense, Exxon Mobil, tiene como meta desatar caos en Venezuela.

“Hay una campaña contra Venezuela; la Exxol Mobil toca elementos brutales que tienen influencias sobre el Pentágono. Han financiado en toda la televisión, prensa y radio del Caribe y específicamente, en Guyana”, recalcó Maduro el miércoles durante una entrevista transmitida en el canal ‘TeleSur’.

El jefe de Estado de Venezuela, asimismo, denunció que la Exxol Mobil aspira perturbar la paz en la región y para lograr este objetivo no escatima esfuerzos para financiar a los medios de comunicación en el Caribe, especialmente en Guyana.

De igual manera, el mandatario venezolano hizo referencia al decreto firmado por su homólogo estadounidense, Barack Obama, en el pasado mes de marzo y adujo que desde aquel entonces el Gobierno de la Casa Blanca está llevando una campaña en Guyana contra el territorio venezolano.

El 5 de julio, el exvicepresidente venezolano José Vicente Rangel advirtió que, desde Guyana, los servicios de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA), la Inteligencia Militar Británica (MI6) y la inteligencia israelí (Mossad), están organizando actividades de intervención.

Maduro volvió a recordar que la soberanía de Esequibo, un territorio en disputa con el vecino Guyana, pertenece a Venezuela, afirmando que este territorio no fue regalado a los venezolanos “sino que lo ganaron nuestros abuelos”.

En este mismo contexto, deploró las actitudes y afirmaciones del primer ministro de Guyana, David Granger, por ser un provocador de la Exxol Mobil y reiteró que las actividades del premier guyanés no han tenido beneficio alguno para sus compatriotas.

De igual manera, dio las gracias al pueblo venezolano por haber brindado su apoyo al Gobierno de Caracas para defender los derechos inalienables de los venezolanos y llamó a la unidad nacional para acabar con las provocaciones gestadas en torno al Esequibo.

Venezuela y Guyana mantienen una prolongada disputa limítrofe que se intensificó en mayo pasado cuando se descubrió petróleo en la zona.

El pasado lunes, el presidente Maduro ordenó una “revisión integral” de las relaciones con el país vecino, a raíz de la disputa territorial.

En la misma jornada convocó al embajador de Guyana en Caracas y, también, ordenó la reducción de su personal en la sede diplomática.

Después de que Exxon Mobil informara el año pasado del descubrimiento de petróleo en dicha zona, Caracas se quejó de que Guyana está explotando arbitrariamente un territorio en disputa, situación que debe ser negociada mediante un mecanismo creado por un tratado de 1966 que se firmó en Ginebra, Suiza.

No obstante, el Gobierno de Guyana criticó duramente un decreto territorial que presentó Maduro tras estos hechos, diciendo que intenta anexionarse aguas guyanesas.

Venezuela informó el pasado 11 de junio que reclamaría ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) este vasto territorio, el cual fue arrebatado por el Reino Unido a la antigua capitanía española, en tiempos de la América colonial.

En 1966, una mediación de la ONU determinó que se trataba de una zona en reclamación, escasamente poblada y con una espesa selva, pero, en la actualidad, Guyana ha abierto las puertas a Exxon Mobil sin el aval de Venezuela.

Guyana sostiene que un tribunal falló a su favor en 1899, estableciendo las fronteras entre ambos países, pero Venezuela dice que este fallo fue injusto e insiste en que el territorio aún está en disputa.

hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios