Mundo

20
Ene
2016

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, instaló este martes un Consejo Nacional de Economía, con 45 funcionarios y empresarios que deberán proponer medidas para impulsar la producción local y paliar la sequía de divisas.

“Les tiendo la mano una vez más, para un acuerdo de ganar-ganar. Vamos a echar las bases de un nuevo modelo productivo”, dijo Maduro al presentar los nueve “motores” o áreas en las que propone desarrollar la producción doméstica y sustituir importaciones.

El mandatario no hizo ningún anuncio concreto, ni de liberación de recursos para proyecto alguno ni de medidas de cambio o ajuste para obtener más ingresos o conjurar el desabastecimiento y la carestía de bienes esenciales, como alimentos, medicinas y repuestos, que forma largas y exasperantes colas de consumidores ante los expendios.

Recordó, en cambio, que lanzó un decreto de emergencia económica que le autoriza durante dos meses para agilizar la importación de alimentos y medicinas, intervenir empresas públicas y privadas, disponer de fondos sobrantes de la gestión 2015 y regular los montos de las transacciones financieras, entre otras medidas discrecionales.

“Espero que la Asamblea Nacional me apruebe ese decreto por unanimidad”, dijo Maduro, mientras en paralelo el Parlamento, con mayoría opositora, iniciaba el examen de la emergencia para decidir en tres días si la aprueba o la anula.

La emergencia y el nuevo Consejo son respuestas a la crisis marcada por una caída vertical de los ingresos petroleros, una recesión de 4,5 por ciento en los primeros nueve meses de 2015 y una inflación anualizada de 141 por ciento (254 por ciento en alimentos), según las cifras oficiales del Banco Central de Venezuela.

Maduro convocó a empresarios, ministros, gobernadores regionales y alcaldes, para que exploren, en el nuevo Consejo, posibilidades de expandir la producción local y reducir importaciones, y para que identifiquen los nudos que traban el desempeño económico.

Los “motores” del impulso económico serán los sectores hidrocarburos, petroquímica, agroalimentario, minería, telecomunicaciones e informática, industria, construcción, turismo e industrias militares.

Cada “motor” tendrá mesas de trabajo para subsectores, con empresarios y funcionarios al frente, y el Gobierno les entregará un “Plan 50″, de 50 rubros “sobre los cuales concentraremos esfuerzos”, según dijo Maduro sin ofrecer más detalles.

Maduro colocó a la cabeza del Consejo al vicepresidente Aristóbulo Istúriz, reputado como un veterano operador político, y a su nuevo vicepresidente para el área económica, el sociólogo Luis Salas.

sputnik

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios