Mundo

17
Abr
2015

Con sus deseos de atraer a Kiev, EE.UU. y sus aliados más cercanos han cruzado todas las líneas imaginarias, ha afirmado el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú. Asimismo, la OTAN busca activamente invadir el espacio geopolítico, aumentando constantemente el potencial militar en Europa del este y acercándose a las fronteras de Rusia, indicó.

Los ejercicios militares de la OTAN en su “flanco oriental” y en la región del Ártico están dirigidos contra Rusia, dijo este jueves el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, durante la conferencia sobre seguridad internacional celebrada en Moscú, informa RIA Novosti.

“Los países de la OTAN buscan activamente invadir el espacio geopolítico, aumentando constantemente el potencial militar en Europa del este y acercándose a las fronteras de Rusia. Las áreas donde se concentran sus maniobras, el flanco oriental de la Alianza y la región ártica, solo confirman el carácter antirruso de sus actividades”, subrayó.

Asimismo, Occidente está intentado atraer a su campaña antirrusa a los países de Asia y Latinoamérica, añadió Shoigú. El ministro de Defensa ruso también subrayó que las relaciones de la Federación de Rusia con los países europeos están sufriendo una crisis que impide crear un espacio único de seguridad.

“La amenaza de los misiles de Teherán imaginada por EE.UU. y los países de la Alianza es un farol”, afirmó el ministro. “Es improbable que después de los acontecimientos en Yugoslavia, Irak y Libia los críticos de las acciones de Rusia en Crimea tengan el derecho moral de acusarnos de violar del derecho internacional”, concluyó.

Fuente: RT
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios