Mundo

27
Feb
2015

Con un grito vehemente cientos de representantes de los movimientos sociales de Uruguay, entre ellos trabajadores, universitarios y profesionales, pidieron el jueves “mar para Bolivia” y recibieron con afecto y solidaridad al presidente Evo Morales que ofreció una charla magistral sobre el proceso de cambio en su país.

Morales desmenuzó, en el paraninfo de la Universidad de Montevideo, los pasos de su Gobierno desde 2006, las dificultades de consolidar un gobierno de izquierdas y la resistencia de grupos conservadores; hasta el desarrollo sostenido de la economía de su país, apuntalado por la nacionalización de los recursos naturales, particularmente de los hidrocarburos.

Mientras relataba los avances de su país, considerado en algún momento la nación más pobre de la región, el auditorio lo interrumpía con aplausos y gritos de “mar para Bolivia”.

El Mandatario Boliviano explicó la nueva distribución de los recursos económicos después de la nacionalización de los hidrocarburos y empresas estatales privatizadas en los gobiernos que lo precedieron, en favor de los más necesitados.

“Estos cambios nos permiten ver cómo y qué tan importante había sido cuando el Estado tiene el control sobre sus recursos naturales, el Estado invierte, estamos invirtiendo”, refrendó.

“Hermanas y hermanos si hemos recuperado la política, la economía, hemos recuperado la dignidad, solo nos falta recuperar el mar para Bolivia, es nuestra tarea, nuestra responsabilidad”, afirmó Morales con el grito de fondo “mar para Bolivia”.

Chile invadió suelo boliviano en febrero de 1879 y desató una contienda bélica que terminó cercenando 400 kilómetros de playa y 120.000 kilómetros de territorio.

Desde entonces, Bolivia reivindica en diferentes foros internacionales el derecho de recuperar su cualidad marítima y tras presentar una demanda ante la Corte de La Haya, en 2013, ha recibido un gran respaldó internacional.

ABI

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios