Mundo

03
Dic
2011

Finalizada la cumbre para la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) son diversos los logros alcanzados y las metas propuestas, entre las que destacan: aprobación de la declaración de Caracas, acuerdo en la importancia del nuevo organismo sin tutelaje del Norte y la visión estratégica común basada en la solidaridad. Además de la continuación de un camino iniciado hace 200 años por los libertadores.

La Celac aprobó por unanimidad la Declaración de Caracas y el Plan de Acción de Caracas, además de su Manual de Procedimientos, anunció el presidente venezolano, Hugo Chávez, y explicó que el único punto pendiente en relación con los procedimientos es la fórmula para la toma de decisiones, que por ahora se mantendrá por consenso y será objeto de mayor debate entre los países.

La integración sin tutelajes desde el Norte y en la diversidad fue uno de los principales puntos en los cuales coincidieron los mandatarios. El presidente de la República, Hugo Chávez, expresó que una de las grandezas que tiene la Celac es que a pesar de las diferencias,”aquí estamos para debatir y para perfilar el rumbo de la integración verdadera y solucionar nuestros graves problemas”.

Por su parte, el presidente de Uruguay, Pepe Mujica, resaltó que “ningún capital vale más defensivamente que andar juntos por encima de las diferencias”. Destacó que la palabra autodeterminación ha desaparecido del lenguaje de las cancillerías del mundo rico y el drama de esta época es ser o no ser. “La necesidad de que los países de América Latina y el Caribe se junten viene impuesta por la naturaleza de los hechos”, puntualizó.

Por la misma línea, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, destacó que el proceso de unidad de los países de América Latina y el Caribe deben estar sujetos sólo a “la soberanía y a los intereses de nuestra comunidad”. Denunció al gobierno de Estados Unidos (EEUU) porque no sólo ejerce el veto al oponerse a que algunos organismos otorguen créditos y financiamiento a los pueblos antiimperialistas, sino que además se sienten los dueños de todos los organismos internacionales.

El mandatario se refirió al cambio soberano que los países de la región han dado frente a la debilidad y entrega histórica de los antiguos gobiernos de la región ante los EEUU, “pero en Washington están hablando como si el tiempo no ha pasado; como si ellos fuesen los dueños de la Organización de Estados Americanos (OEA)”, dijo Ortega.

El primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, insistió en que la Celac tiene que ser una organización en la que las discusiones y acciones sean efectivas y no burocráticas. “Nuestra organización no puede ser similar a la OEA y a las Naciones Unidas (ONU), no puede haber tantos documentos y proyectos, nuestras acciones deben ser prácticas para que nuestro pueblo pueda ver el provecho real de la integración”, dijo en su intervención en la segunda plenaria de la Celac este sábado.

Pero no sólo los mandatarios coincidieron en la importancia del nuevo organismo autónomo de la Casa Blanca, la secretaria general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), María Emma Mejía, estimó que los acuerdos de integración que ha puesto en marcha el bloque evidencian que la región ahora está dando y dictando su propia receta de Sur. “Si en el pasado tuvimos una receta que nos impusieron, que fue el consenso de Washington, ahora nosotros creamos nuestro propio paradigma en el Sur, y el mundo debe oírlo“, dijo.

Celac: visión estratégica y solidaria

Otro de los puntos coincidentes en los más de 20 discursos pronunciados durante los dos días de deliberaciones sobre la Celac fue la importancia de este bloque en el camino al futuro. Destacaron los líderes que si bien es cierto que hace 200 años se inició el periodo independentista en la región, es ahora cuando se empieza a integrar verdaderamente.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, destacó que a través de la unidad y cooperación se espera llegar más lejos y caminar más seguros: “La Celac tiene la responsabilidad de dejar a las próximas generaciones la posibilidad de vivir en un continente donde reine la libertad, el progreso, la democracia, solidaridad y el respeto”. Finalizó señalando que lo mejor de la Celac está por venir.

Mientras, el presidente de Haití, Joseph Michel Martelly, señaló que sólo con solidaridad y fraternidad los países de la región podemos garantizar nuestro futuro. “Lo ideal es unirse para enfrentar desafíos comunes, como el hambre, la miseria, la pobreza, el derecho a la educación y el derecho a la salud”.

Sobre la necesidad de convertir a la Celac en un organismo de concertación basado en la solidaridad el presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, afirmó que la Celac tendrá una visión estratégica bajo el concepto de la solidaridad y la integración.

También Costa Rica apoyó la cumbre fundacional de la Celac que aspira el bien común para las naciones que lo conforman, expresó el primer vicepresidente de esta nación, Alfio Piva. “Venimos a Caracas porque sabemos que sólo unidos en nuestra diversidad podremos trabajar para lograr un mejor nivel social, económico y político de quienes hacen que hoy estemos aquí“, dijo.

Para el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, la Celac ya está funcionando, “lo que hace falta es pasar de lo subregional a este gran esfuerzo que se hace en Caracas”. Soy testigo en Guatemala de que esa solidaridad funciona”, destacó durante su intervención en la segunda sesión de la Celac.

Rutas para la integración

El primer ministro de Granada, Tillma Thomas, expuso que en el corazón de la integración se encuentra el transporte y las comunicaciones, por lo que se hace necesario mejorar este aspecto para fortalecer la unión entre los pueblos de la región. Thomas reiteró: “Debemos mejorar el transporte aéreo en América Latina y el Caribe porque por lo general; si queremos ir (actualmente) a Centroamérica debemos viajar primero a Miami, El Salvador o Nicaragua”.

También se discutió el tema del narcotráfico, traído a colación por el presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos. Los jefes de Gobierno de los países que forman parte de este nuevo mecanismo de integración han coincidido en la necesidad de emprender acciones conjuntas en la lucha contra este flagelo. Santos propuso asumir e impulsar el debate y llevarlo al ámbito de las Naciones Unidas. Asimismo aseguró que su gobierno tiene la voluntad política de sentarse con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), “sólo si siente una verdadera disposición de diálogo de la contraparte”. Aseguró que “la búsqueda de la paz es un asunto colombiano y debe ser resuelto por los colombianos“, enfatizó.

Finalizando el segundo día de reuniones, el jefe de estado venezolano, Hugo Chávez, entregó la presidencia pro témpore de la Celac a su homólogo de Chile, Sebastián Piñera, y aseguró que llegó el tiempo de América Latina y el Caribe. “Trabajemos con unidad y esperanza para cumplir la tarea que nos corresponde“, expresó Piñera tras recibir la presidencia.

Venezuela, Chile y Cuba conforman la troika que dirigirá la Celac en los próximos 2 años. Los países del Caribe solicitaron ampliar a cuatro el número de naciones que se encargarán de liderar la naciente iniciativa para incluir a la región.

Por otro lado, Chávez anunció que la Celac evaluará en las siguientes reuniones el sistema para la toma de decisiones de la organización y mientras tanto seguirá tomando sus decisiones por consenso.

El tema de la cartelización de los medios de comunicación y sus matrices desestabilizadoras en contra de los gobiernos democráticos y soberanos también fue señalado por Ecuador y Surinam, entre otros. Tras recordar los videos de la manipulación mediática que el jefe de Estado de Ecuador, Rafael Correa, mostró este viernes en la primera sesión de la cumbre, el presidente de Surinam, Desire Bouterse, expresó: “Quienes somos firmes creyentes de la libertad de expresión sabemos que este es uno de los instrumentos que siempre se utiliza contra nuestros líderes. Ellos (los medios privados) bailan al son de la música que le toquen otros países”, expresó.

Cabe destacar que la cumbre que dio nacimiento a la Celac, el 2 y 3 de diciembre en Caracas, Venezuela, es la segunda de su tipo que reúne a los mandatarios de la región sin la presencia de estados Unidos y Canadá, o países de Europa. La primera vez que se realizó una reunión sin tutelaje foráneo fue en la Cumbre de América Latina y el Caribe (CALC) el 6 de noviembre de 2009.

El nacimiento de la Celac coincide con la búsqueda de una institucionalidad regional que agrupe a los Estados de la Cumbre de América Latina y el Caribe y el Grupo de Río en un bloque político que sea su portavoz.

Este organismo internacional agrupa varias subregiones y está compuesto por 33 países de América Latina y el Caribe; busca profundizar la integración en un contexto de solidaridad, cooperación, complementariedad y concertación política, según han resaltado varios líderes del bloque.

Fuente: AVN
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios