Mundo

24
Feb
2015
Pérez Esquivel señaló que todo país que tenga cierta independencia, es atacado por Estados Unidos y que Washington fue el responsable de imponer dictaduras en todo el continente.

El Premio Nobel de la Paz 1980, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, rechazó este martes la injerencia de Estados Unidos en países latinoamericanos a los que sigue considerando como su patio trasero, “Washington no admite voces disidentes como las de los gobiernos de Venezuela, Ecuador, Bolivia e incluso Argentina”.

En entrevista exclusiva para La Radio del Sur, Pérez Esquivel destacó la importancia de mantener la integración de organismos como la Unasur y la Celac, que “se apoyen unos a otros, para poder enfrentar los intereses de los Estados Unidos que no tiene otro objetivo que la dominación, por ello es imprescindible fortalecer la unidad latinoamericana”.

Extendió su solidaridad a Venezuela, “la oposición venezolana debería sentarse a dialogar con el gobierno y permitir la gobernabilidad y no dejarse arrastrar de las narices por intereses foráneos de los Estados Unidos y las transnacionales”.

El Premio Nobel Latinoamericano denunció que luego de intentar derrocar al Presidente Chávez, ahora Estados Unidos pretende hacer lo mismo con Maduro, a quien prácticamente no han dejado gobernar antes del propio inicio de su mandato, para que no pueda avanzar con sus políticas.

Pérez Esquivel señaló que todo país que tenga cierta independencia, es atacado por Estados Unidos y que Washington fue el responsable de imponer dictaduras en todo el continente. Recordó que en el golpe contra Manuel Zelaya un contingente de 800 militares estadounidenses estaban en la base Palmerola en Honduras.

Asimismo, indicó que esta situación ha sido denunciada a nivel internacional pero los organismos a los que han acudido no han dado respuesta alguna ni se han pronunciado al respecto. “Basta ver lo que ha ocasionado Estados Unidos en Irak, Afganistán, Siria o Libia y lo que pasa en todo Medio Oriente. Yo mismo pude ver en Irak las atrocidades que cometieron con sus bombardeos: mataron a 600 niños con sus madres. Luego estuvimos en Bagdad con una de las mujeres que se salvó porque salió a lavar la ropa de sus hijos”.

Recordó que el intervencionismo norteamericano en América Latina es histórico, “todo Gobierno opositor o que tenga cierta independencia enseguida es atacado por Estados Unidos y no hay que olvidar que este país es responsable de imponer dictaduras militares en todo el continente”.

“Lo mismo hicieron en Paraguay cuando derrocaron a Fernando Lugo a través de mentiras y así también trataron de desestabilizar a Hugo Chávez. Ahora está pasando algo similar con Nicolás Maduro: ni bien asume la presidencia no le dejan gobernar un día porque comienzan a tratar de denigrarlo y de debilitar su gestión para que no puedan avanzar las políticas que viene desarrollando la Revolución”.

TeleSur

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios