Mundo | Economía

01
Oct
2013

Barack Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acusó este martes a los opositores republicanos en el Congreso de haber provocado el cierre parcial de los servicios en nombre de una “cruzada ideológica”, y de mantener como “rehén” al Gobierno Federal.

“Los republicanos no pueden tenernos como rehenes, no es posible que la fracción de ese partido quiera cerrar nuestro Gobierno para completar su meta, no es aceptable su actuación”, sentenció.

Durante un discurso frente a la Casa Blanca, sede del Ejecutivo, Obama pidió a los conservadores poner fin a la parálisis, la primera de ese tipo en 17 años, y que entró en vigor este martes por el desacuerdo en la plenaria sobre el presupuesto gubernamental.

“No sabemos cuál será el impacto de este cierre, pero sabemos que mientras más tiempo se extienda peores serán los resultados”, manifestó el jefe de Estado, quien anunció que, mediante un decreto que rubricó la noche de este lunes, todos los militares del país recibirán su pago.

En ese sentido, Obama recordó que la economía de la nación norteamericana sufrió considerablemente en 1996, “la última vez que los republicanos cerraron el Gobierno”. Por lo que aseguró que “seguiré trabajando para que el Congreso apruebe este presupuesto”.

“No voy a negociar las responsabilidades del Congreso para pagar las deudas que ya hemos asumido, no pondré en riesgo a los Estados Unidos por personas que aún están descontentas por el resultado de las últimas elecciones (…) Las personas no deberían ser afectadas por ellos, deben aprobar el presupuesto sin someter a nuestro pueblo”, sentenció.

La administración estadounidense afronta, desde este martes, su primer cierre parcial en casi dos décadas, tras la incapacidad de republicanos y demócratas de votar el nuevo presupuesto, lo que ya causó una fuerte caída de la bolsa de valores y abrió un periodo de incertidumbre para unos 800 mil empleados del Estado que dejarán de percibir su sueldo, así como para millones de ciudadanos que no podrán usar los servicios públicos con normalidad.

El Senado, de mayoría demócrata, rechazó, por 54 votos a favor y 46 en contra, la ley aprobada por la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, obligando al Gobierno a cerrar gran parte de las agencias federales, especialmente aquellas consideradas “no esenciales”.

De esta manera, el nuevo año fiscal comienza con el cierre de parques nacionales y varios museos, el retraso en el pago de las pensiones y cheques de ayudas para los veteranos, así como en el trámite de solicitudes de visas y pasaportes.

Por su parte, los controladores aéreos, los empleados de los trenes, los militares, quienes reparten el correo y los funcionarios de prisiones continuarán activos en sus puestos. Sin embargo, se quedarán en casa la mitad de los empleados civiles del Pentágono y la inmensa mayoría de quienes trabajan en organismos como el Consejo de Relaciones Laborales o la Agencia de Protección Medioambiental.

Techo de deuda

La parálisis en el Congreso también afecta las negociaciones por el techo de deuda, cuyo límite se superará el 17 de octubre, momento en que el Tesoro de Estados Unidos dispondrá solo de 30 mil millones de dólares para cumplir con sus obligaciones.

Medios estadounidenses temen que un cierre prolongado del Gobierno Federal y una cesación de pagos tenga un efecto dominó que vaya mucho más allá de Washington, ya que afectaría a los mercados financieros, elevaría la tasa de desempleo y desaceleraría el crecimiento.

De acuerdo con el último sondeo de la cadena estadounidense CNN, un 46 por ciento culpa a los republicanos por el cierre del gobierno, mientras que un 36 por ciento considera responsable a Obama y un 13 por ciento a ambas partes por igual.

teleSUR
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios