Mundo

28
Ene
2015

En México, los padres de los 43 estudiantes desaparecidos desde septiembre pasado en Guerrero, rechazaron las declaraciones de la Procuraduría General de la República (PGR) respecto a que los jóvenes fueron asesinados y luego incinerados y al mismo tiempo aseguraron que no permitirán el cierre de este caso.

“Los padres de familia repudiamos la forma en cómo hoy el procurador (general, Jesús Murillo Karam) pretende cerrar de manera descarada” la investigación, dijo el martes en una conferencia de prensa el portavoz de los padres de los estudiantes normalistas, Felipe de la Cruz.

“No vamos a permitir que concluya o cierren las investigaciones que hoy dieron a conocer (en la Fiscalía Federal y basada) con la sola declaración de los asesinos”, aseguró De la Cruz horas después del anuncio de Murillo Karam.

Los padres de los jóvenes desaparecidos insistieron que lo ocurrido en el estado sureño de Guerrero fue un crimen de lesa humanidad y advirtieron al Gobierno mexicano que presentarán una denuncia en su contra al Comité de Desaparición Forzada de Naciones Unidas por el caso Ayotzinapa.

Además, reiteraron que seguirán su lucha hasta las últimas consecuencias “porque vivos se los llevaron y vivos los deben entregar”.

Por su parte, el abogado del caso Ayotzinapa, Vidulfo Rosales subrayó que el cierre de este caso no es posible porque hay una gran cantidad de aspectos que aún no han sido esclarecidos, entre ellos que no hay certeza científica para asegurar que los normalistas fueron asesinados.

En la misma jornada del martes, la PGR, en una conferencia de prensa encabezada por su titular, Jesús Murillo Karam, informó de que las pruebas y confesiones de los sicarios del cártel Guerreros Unidos aportan la necesaria “certeza legal de que los normalistas fueron muertos en las circunstancias descritas”.

Este anuncio se realizó un día después de que miles de mexicanos retomaran las manifestaciones en Ciudad de México (capital) para pedir que los estudiantes aparezcan con vida.

La desaparición de los 43 normalistas tuvo lugar el pasado 26 de septiembre en el municipio de Iguala. Policías corruptos, por orden del exalcalde de Iguala, retenido desde el 13 de noviembre pasado, entregaron a los estudiantes a miembros del cártel de Guerreros Unidos, y estos se encargaron de ultimarlos en las circunstancias descritas.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios