Mundo

19
Ene
2015

El papa Francisco abandonó este lunes Manila (capital de Filipinas), tras una gira de una semana por Asia, registrando un récord de seis millones de congregados en una misa en el país insular.

Con 78 años de edad, Jorge Bergoglio dio muestras de una fuerte salud al desplazarse ante multitudes filipinas que casi impedían el paso de la caravana religiosa.

Pese al despliegue de extremas medidas de seguridad, el Papa saludó y conversó con decenas de los congregados a uno y otro lado de las vías por las que avanzó el visitante.

El clímax del recorrido tuvo lugar durante la misa dominical en el parque capitalino Rizal, donde reunió a unos seis millones de feligreses que resistieron la lluvia y el viento.

Filipinas es el principal país católico de Asia. Los filipinos están llamados a ser misioneros de la fe en Asia”, apuntó el Papa ante una multitud.

Jorge Bergoglio emitió llamamientos favorables a los valores de la familia tradicional y dio un impulso hacia una sociedad filipina más coherente con la ética cristiana, según el vocero del Vaticano, padre Federico Lombardi.

El sumo pontífice ofreció solidaridad para los sobrevivientes del supertifón Haiyan (Yolanda) que en noviembre de 2013 causó más de siete mil muertos y desaparecidos y aun continúan siendo notorios sus destrozos.

En Sri Lanka, país de mayoría budista con solo siete por ciento de católicos, Francisco exhortó a la buena cohabitación y respeto interreligioso cuando declaró que el derecho a la libertad de expresión no autoriza a insultar o burlarse de la fe del prójimo.

Fuente: Correo del Orinoco
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios