Mundo

30
Nov
2015

Además de disponer de misiles para realizar ataques a tierra, por primera vez los bombarderos tácticos rusos Su-34 han despegado armados con misiles aire-aire de corto y medio alcance, que les permitirían defenderse de posibles ataques de otras aeronaves, informa la Fuerza Aérea rusa.

“Desde hoy [30 de noviembre], los cazabombarderos rusos Su-34 han despegado, además de bombas aéreas OFAB-500 y bombas aéreas guiadas KAB-500, misiles clase aire-aire de alcance corto y medio para cumplir con sus misiones armadas”, ha asegurado el portavoz de la Fuerza Aérea rusa, Ígor Klimov, según ha publicado RIA Novosti.

“Las aeronaves están equipadas para defenderse”, aseveró Klimov, en relación con el reciente derribo del avión ruso Su-24 por parte de cazas turcos, para precisar que los misiles de las aeronaves rusas “están dotados con ojivas de autoguiado y poseen un alcance de hasta 60 kilómetros”.

Bombarderos Sukhoi Su-34

Seis de estos aviones, desarrollados a partir del mítico Su-27, participan en el operativo ruso en Siria. El Su-34 o Fullback, según la clasificación de la OTAN, reemplaza a los bombarderos tácticos de la anterior generación —el Sukhoi Su-24— e, incluso, a los bombarderos de largo alcance Tu-22M3, de mayor tamaño.

El Su-34, nacido a partir del caza pesado de la familia del Su-27, puede portar hasta ocho toneladas de carga útil en 12 puntos de suspensión externa y, además de bombas y misiles de ataque a tierra, dispone de un amplio arsenal para combates aéreos.

Además de estas características, la aeronave puede efectuar ataques de guerra electrónica gracias a su sistema Jibiny.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios