Mundo

07
Sep
2015

Con motivo de la efeméride, obispos y el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) hicieron un llamado a sus fieles y militantes a salir a las calles de las principales ciudades del país para defender la democracia.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, encabeza este lunes el desfile cívico-militar que se realiza en la capital del país para conmemorar el 193 aniversario del Día de la Independencia de esa nación suramericana.

Unos tres mil efectivos, varios equipos pesados y una exhibición de la fuerza aérea forman parte de la actividad, la cual comenzó con las notas del Himno Nacional brasileño y del Himno de la Independencia. Luego la mandataria declaró abierto el desfile cívico-militar.

Varios tribunas fueron instaladas a todo lo largo de la Explanada de los Ministerios, donde se desarrolla la parada castrense con la presencia de más de 25 mil personas, la mayoría convocadas por movimientos sociales y partidos políticos aliados del Gobierno de Rousseff.

De acuerdo con medios locales de prensa, una de las atracciones de este año se debe a la presencia de los atletas militares -algunos de ellos medallistas en los Juegos Panamericanos celebrados en Toronto, Canadá- y un contingente mixto del Ministerio de Defensa, formado por oficiales y soldados de la Armada, el Ejército y la fuerza aérea.

De igual modo, está previsto que el escuadrón de humo tradicional dibuje el cielo de la capital federal con sus maniobras. La Fuerza Aérea Brasileña participará con naves que trabajan en la defensa del espacio aéreo como el Hércules KC-130 Hérculesy los cazas F-5M y A-1.

Además de Brasilia, durante esta jornada se realizan desfiles en todas las capitales estaduales del país.

Llamado en defensa de la democracia

Según informó la agencia Prensa Latina, con motivo de la fecha la Confederación Nacional de los Obispos de Brasil (CNBB) y el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) hicieron un llamado a sus fieles y militantes a salir a las calles de las principales ciudades del país para defender la democracia y manifestar su repudio a un golpe de Estado, cuando el país enfrenta diversos intentos de desestabilización.

No estamos del lado de aquellos que quieren “cuanto peor, mejor”, de quienes no aceptan la democracia, ni los resultados de las elecciones y desean un retroceso, afirmó el vicepresidente de la Región sur de la CNBB, obispo Pedro Luis Stringhini.

El líder religioso adelantó que en Sao Paulo habrá una concentración en la Plaza de Sé, así como movimientos populares se movilizarán también en la Plazoleta Oswaldo Cruz, en la Avenida Paulista.

Se trata de protestas del Grito de los Excluidos, que se celebran desde hace 20 años este día con la participación de grupos sociales de izquierda y de partidos políticos, como el de los Trabajadores (PT), Comunista do Brasil (PCdoB) y Socialismo y Libertad (PSOL), entre otros.

Autoridades militares informaron asimismo que fue reforzada la seguridad en torno a la mandataria del país, debido a las amenazas realizadas a través de Internet por un excandidato a diputado por la Social Democracia (PSDB).

El jefe del Gabinete de Seguridad Institucional del Palacio de Planalto, general José Elito Carvalho Siqueira, dispuso un incremento del número de soldados que custodian a la gobernante durante la parada en Brasilia.

El ministro brasileño de Justicia, José Eduardo Cardozo, ordenó la semana pasada investigar al abogado Matheus Sathler, quien en un video difundido en Internet prometió decapitar a Rousseff.

Fuente: TeleSur
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios