Mundo | Política

09
Oct
2014

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, prometió hoy en Salvador, estado de Bahía, continuar con los programas sociales y la política de valoración del salario mínimo con miras a mejorar el nivel de los ciudadanos.

Al participar en un acto en esta ciudad del noreste del país, Rousseff criticó la propuesta de uno de los coordinadores de la campaña de su adversario de la Social Democracia (PSDB), Aécio Neves, de reducir el sueldo mínimo de los brasileños.

Se trata de un “escándalo” esa idea y salió de Armínio Fraga, expresidente del Banco Central durante el gobierno de Fernando Henrique Cardoso y sugerido ahora para la cartera de Hacienda en un eventual ejecutivo de Neves, subrayó.

Fraga considera que para resolver los problemas actuales de la economía se necesita reducir la paga, aseveró al considerar esta medida como una propuesta típica de los conservadores, que quebraron a Brasil tres veces en la administración de Cardoso (1995-2003).

Acompañada del gobernador de ese territorio, Jaques Wagner (PT), y el recién electo en ese cargo, Rui Costa, ambos del Partido de los Trabajadores (PT), señaló que el PSDB nunca tuvo un proyecto para los más pobres, ni para la región del noreste, la cual cambio con la llegada al poder de Luiz Inacio Lula da Silva.

La mandataria destacó la implementación en este y otros territorios del programa Más Médicos, así como la atención prestada a los Quilombos que constituyen un patrimonio cultural de la sociedad brasileña.

Con dos mil 408 comunidades de este tipo, Brasil cuenta con 1,17 millones de habitantes, aseveró al descartar que se interese por las pesquisas de opinión.

Tras un encuentro con dirigentes del PT, concejales y representantes de partidos aliados, Rousseff viajó a Maceió, la principal ciudad del territorio de Alagoas, donde participará en una movilización con diputados, concejales, militantes del PT y aliados, así como con representantes de movimientos sociales.

Su adversario en esta segunda vuelta, Neves ofreció entrevistas en Rio de Janeiro, y según sus asesores, evalúa una propuesta de su otrora contendiente Marina Silva, quien condicionó su apoyo al PSDB a la realización de cambios en su proyecto de gobierno.

Analistas políticas señalan que con esta maniobra Silva, líder del movimiento Red de Sustentabilidad, busca no afectar más su debilitada imagen, después de prometer impulsar una nueva política en el país, alejada de los partidos tradicionales, como los socialdemócratas.

Medios de prensa nacionales señalan asimismo que la representante de Red de Sustentabilidad se reunió anoche con Henrique Cardoso, uno de los líderes históricos del PSDB para analizar su respaldo a Neves.

Prensa Latina

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios