Mundo

08
Dic
2015

La presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, ha exigido este lunes al Congreso que concluya “lo más rápido posible” el proceso que definirá si será sometida a un juicio político.

Rousseff ha pedido al Congreso suspender el receso de verano, que tiene previsto entre los próximos 22 de diciembre y 2 de febrero, a fin de que agilice el proceso en su contra y evitar perjuicios económicos al país.

“Creo que no debería haber receso, pues vivimos un momento en que no tenemos el derecho de parar al país hasta el 2 de febrero”, ha declarado Rousseff en una rueda de prensa en Brasilia (capital de Brasil).

La mandataria exige definir su futuro pues considera que una incertidumbre prolongada empeorará la situación económica del país, que atraviesa la crisis más larga desde la década de 1930.

Para la dignataria es “justo y legítimo” que los legisladores se tomen un descanso durante las fiestas de fin de año, pero deben volver a principios de enero pues la situación del país así lo requiere.

Rousseff, que convocó el viernes a sus seguidores a luchar contra el “golpe” en su contra, ha enfatizado la necesidad de mantener la unidad en el país frente a un eventual juicio en el que espera se respete “la más absoluta legalidad”.

Ha insistido en que durante su anterior y actual mandato no ha cometido ninguna irregularidad y ha lamentado que las acusaciones sobre sus presuntas cuentas públicas fueron presentadas antes de que fueran analizadas en el Congreso del país suramericano.

La misma jornada del lunes, los políticos izquierdistas han formado un movimiento en contra del juicio político que busca la destitución de la presidenta.

El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, también acusado de corrupción en el caso de la estatal Petrobras, autorizó el miércoles la apertura de un juicio político contra Rousseff.

Presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha asiste a la sesión de la solicitud de destitución de la presidenta Dilma Rousseff, en la Cámara de Diputados en Brasilia (capital), 3 de diciembre de 2015.

Esa misma jornada, los diputados del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) indicaron que votarán a favor de la apertura de una investigación contra Cunha que podría poner fin a su mandato.

El 13 de octubre, el Tribunal Supremo Federal (TSF) de Brasil frenó el procedimiento iniciado por Cunha para llevar a Rousseff ante los tribunales, aduciendo que la corte no estaba siguiendo los pasos mencionados en la Constitución al respecto.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios