Mundo

25
Nov
2015

La serie de atentados perpetrados en París por el Estado Islámico, demostraron que este grupo terrorista se está transformando en una organización paramilitar clandestina dentro de Europa occidental, advierten expertos en terrorismo.

“Los ataques que asolaron la capital francesa el pasado 13 de noviembre entran en la definición clásica de ‘guerra de guerrillas urbana’. El EI se está convirtiendo en una organización bien estructurada similar al grupo paramilitar Ejército Republicano Irlandés de Irlanda del Norte (IRA) o a ETA en España”, aseguró el exasesor del Pentágono David Kilcullen en una entrevista con la revista alemana ‘Focus‘.

Recientemente la Fiscalía gala reveló que el presunto cerebro de los atentados de París, Abdelhamid Abaaoud, en todo momento estuvo en las narices de la Policía francesa. Abaaoud, de 27 años, fue abatido el pasado 18 de noviembre durante una redada en el suburbio parisino de Saint-Denis. Las fuerzas de seguridad de Francia y Bélgica, donde nació, consideraban que el terrorista se encontraba en Siria luchando en las filas del EI, pero ni se imaginaban que estaba en Europa.

Para Kilcullen, esta transformación se encuentra en la etapa inicial, pero “la aparición de una organización paramilitar ampliamente ramificada en Europa ya está en marcha”. “Los atentados en París demostraron que la actual estrategia de la coalición internacional liderada por EE.UU. en Siria e Irak contra el terrorismo no puede detener al Estado Islámico”, agregó.

Según el experto, Washington y sus aliados tiene un concepto erróneo del EI, al que consideran únicamente como a una “organización terrorista”, por lo que se centran en atacar solamente a sus líderes y sus depósitos de armas, siendo esta una estrategia “incorrecta”.

“Debemos tratar al EI como a un estado enemigo y atacar las ciudades que están bajo su control, así como los campos petroleros y refinerías”, considera Kilcullen, para quien la coalición internacional debería incrementar considerablemente los bombardeos si desea obtener una eficaz victoria sobre el grupo yihadista y no limitarse a 10 o 15 vuelos de combate diarios.

Por su parte, la Fuerza Aérea de Rusia, que lleva adelante una operación antiterrorista en Siria en coordinación con el Gobierno sirio, solo el pasado fin de semana realizó 141 vuelos de combate durante los cuales fueron destruidos casi 500 objetivos terroristas en varias provincias de ese país árabe.

Contrainjerencia

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios