Mundo

24
May
2016

La Cancillería rusa ha manifestado este lunes su preocupación por la situación interna que atraviesa Venezuela y apunta que se debe en gran medida a “factores exteriores”.

“Lamentablemente, la escalada de tensión se incita desde fuera”, denuncia el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado, al mencionar en particular “las declaraciones no equilibradas de dirigentes del organismo regional interamericano”, en alusión a los comentarios del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, respecto a la situación en Venezuela .

Asimismo transmite su “preocupación” por el desarrollo de los acontecimientos y advierte de que “la lucha política, sobre un trasfondo económico complicado en extremo, nuevamente corre el riesgo de derivar en enfrentamientos callejeros”.

Enfatiza también el derecho del pueblo venezolano para elegir el destino político de su país. “Incumbe al propio pueblo venezolano, que eligió en su momento órganos del poder legítimos, encontrar una solución política a los problemas del país”, subraya.

Sugiere que esta solución “ tiene que responder a la Constitución y las leyes nacionales” al agregar que “resulta inadmisible una injerencia destructiva desde el exterior”.

“Nadie tiene derecho a imponerle a Venezuela los ‘guiones (de revoluciones) de colores’ desestabilizando la situación con tecnologías radicales”, indica el comunicado que alerta sobre el principal reto que afronta el país sudamericano: “encontrar una salida viable de la crisis económica, mejorar la posición social de amplios sectores de la población”.

Por último, la Cancillería rusa argumenta que la única vía para resolver las cuestiones internas de Venezuela es recurrir a las condiciones de calma política y reitera su apoyo al Gobierno bolivariano al que considera un socio antiguo en la política y economía de Rusia.

Venezuela vive una agitación social que se ha aumentado desde que la oposición sumó mayoría en la Asamblea Nacional, de hecho, el presidente parlamentario Henry Allup, desde el primer día en el hemiciclo anunció que la oposición se centrará en acabar con el Gobierno de Maduro y adelanta un referendo revocatorio contra el mandato presidencial.

La derecha venezolana cuenta con el apoyo de diversos sectores internacionales conservadores, entre ellos el Gobierno español, dirigido en funciones actualmente por Mariano Rajoy.

Ante ello, Maduro rechaza la injerencia proveniente del exterior como el caso de Rajoy, al que acusa de brindar apoyo a los opositores, quienes con sus actos buscan “desestabilizar el país.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios