Mundo

03
Jun
2013

El vicecanciller ruso, Serguei Ryabkov, dijo es lunes que el gobierno de los Estados Unidos ha hecho muy pocos esfuerzos para restaurar la paz en siria, e instó al país norteamericano a frenar cualquier imposición de condiciones por parte de la oposición siria respecto a la conferencia internacional de Ginebra convocada por Moscú y Washington.

Ryabkov insistió en que la superpotencia debe oponerse a los intentos de imponer condiciones previas como la dimisión del presidente sirio, Bashar al-Assad, porque de lo contrario se frustrará la rúbrica de un acuerdo.

De igual forma, el alto funcionario, comentó que la participación iraní en la conferencia es imprescindible para el éxito del foro denominado Ginebra II, en referencia al de junio de 2012, según la agencia RIA Novosti; sin embargo admitió que aún existe diferencias con Washington respecto a ese tema.

Sobre las relaciones entre Moscú y Washington, evocó los encuentros entre los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa en formato 2+2 y estimó que puede celebrarse uno antes de la visita del presidente Barack Obama a Rusia en septiembre.

El viceministro explicó, que si durante su encuentro en el mes corriente en Reino Unido los mandatarios aprueban que continúen esas reuniones con tal participación, es probable que la próxima ocurrirá antes de que Obama asista en otoño a la Cumbre del G-20 en San Petersburgo (Florida, EE.UU) .

Acciones negativas han influido en investigaciones de la ONU

Recientemente el canciller Serguei Lavrov, instó a los actores internacionales a proceder con transparencia, limpieza y honestidad en la búsqueda de una solución política a la crisis siria, sin dobles raseros, pues advirtió que estas acciones han tenido impedimentos en la investigación sobre el uso de armas químicas en Siria, como consecuencia de ciertos “juegos políticos” irresponsables por parte de la opositora Coalición Nacional Siria.

Las declaraciones fueron emitidas luego que la semana pasada medios turcos informaran sobre la detención en Turquía de 12 supuestos militantes del frente Al Nusra (parte de la insurgencia en Siria que está vinculada a Al Qaeda) por posesión de dos kilogramos de gas sarín y de varias armas. Poco después, seis de ellos fueron puestos en libertad.

Calificó estas acciones como ilegítimas y contraproducentes que socavan los esfuerzos para materializar la realización de la conferencia internacional sobre Siria.

Se refirió a la promoción de una resolución condenatoria a Damasco en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con enfoque unilateral y pernicioso, considerado un intento de dificultar los esfuerzos de solución pacífica a la crisis siria.

Lavrov dijo entonces sentirse sorprendido de que Estados Unidos figurara entre las naciones que apoyaron muy activamente el proyecto (auspiciado por Catar y Turquía), que, a su juicio, no fue una idea útil.

En relación con la Coalición Nacional Siria y sus mentores regionales advirtió que hacen todo lo posible para evitar un arreglo negociado del conflicto y provocar una invasión contra el país árabe.

Ante la prensa, Lavrov deploró intentos de hacer fracasar la conferencia internacional convocada por Moscú y Washington tras la visita a Rusia del secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

Criticó que la Coalición Nacional Siria establezca como precondición para asistir al foro la renuncia del presidente al-Assad.

Fuente: teleSUR
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios