Mundo

16
Mar
2016

El presidente de Colombia afirmó que el Estado tiene plena capacidad para absorber a unos 17.500 integrantes de las FARC que se desmovilizarían tras la firma de la paz, prevista para el 23 de este mes.

“En las FARC hay cerca de 7500 hombres en armas y, démosle una cifra muy generosa, unos 10.000 milicianos, serían 17.000”, estimó el martes el mandatario colombiano la cifra de los guerrilleros y colaboradores no armados que podrían reintegrarse a la vida civil en zonas de concentración, según lo estipula la ley sobre desarme y concentración aprobada en el Congreso.

Santos, que hacía estas declaraciones durante la Asamblea General de la Cámara de Comercio Colombo Americana, dijo que la cifra exacta se está precisando en La Habana (capital de Cuba), centro de los diálogos que siguen el Gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde noviembre de 2012 para poner fin a medio siglo de conflictos armados.

“Eso es simplemente mencionando una cifra porque eso es lo que estamos tratando de determinar ahora allá en La Habana, cuántos se van a desmovilizar y entregar las armas”, agregó el jefe de Estado, que no ha dado marcha atrás en el camino de lleno de baches que siguen las partes para cerrar un largo capítulo en la historia de Colombia con cientos de miles de muertos.

Lo que dejó claro es que el país cuenta con capacidad operativa y económica para acoger a los miles de integrantes de las FARC sin suponer un mayor reto para el Estado en el posconflicto.

A modo de aclarar los cuestionamientos sobre los procesos de desmovilización, Santos recordó que en los recientes años “ya hemos desmovilizado 59.000 personas” que ahora están reinsertadas en la sociedad y el mercado laboral.

Aunque se espera que el día 23 de este mes se firme el acuerdo definitivo de paz, los comentarios no son optimistas. El jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño “Timochenko”, dijo que no ve viable concretar el pacto definitivo para la fecha señalada pero adelantó que se podría alcanzar un consenso sobre el cese el fuego bilateral y definitivo,.

En la recta final de la mesa de diálogos de La Habana, está en discusión el sensible punto del fin del conflicto —la desmovilización o el desarme— tras haberse solventado los puntos de la agenda sobre desarrollo rural, participación política, desminado, narcotráfico y el de las víctimas.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios