Mundo

21
Jul
2015

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió a los sectores comprometidos con el proceso de paz concentrar esfuerzos para combatir a los “verdaderos enemigos” del país, a fin de deponer las armas y finalizar el conflicto armado en la nación andina.

Durante la instalación de la nueva legislatura del Congreso en el marco de la conmemoración de los 205 años de independencia, Santos recordó que la división que ha reinado en el país no permite que prospere la paz: “Nuestros líderes se dedicaron a pelear entre sí, a discutir por privilegios y formas de poder, a organizar guerras civiles, y se olvidaron del verdadero enemigo”.

El jefe de Estado hizo alusión a este tema en plena entrada en vigencia del cese el fuego unilateral propuesto por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), que coincide además, con el proceso de desescalamiento de las Fuerzas Armadas del país de las zonas de combate contra frente de la insurgencia y la liberación del subteniente, Cristian Moscoso.

La delegación del grupo insurgente en La Habana, Cuba, ratificó el lunes su deseo de terminar con el conflicto armado que asedia a la nación desde hace más de medio siglo, y recalcó nuevamente la necesidad de que el Estado colombiano elimine las fuerzas del paramilitarismo, además del cese de las hostilidades por parte del Ejército.

Santos se dirigió a sus principales adversarios políticos, y sin mencionar a uno de los principales, el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, les envió un mensaje a los “líderes, muchos de los cuales están aquí, en este recinto de la democracia, a que serenemos los espíritus y depongamos las armas entre nosotros”.

Uribe, considerado por funcionarios del Gobierno y activistas del proceso paz, como enemigo de las negociaciones que se desarrollan en Cuba desde 2012, no reaccionó ante las palabras de Santos. No obstante, respondió a su discurso a través de la red social Twitter con este mensaje: “No podemos aplaudir el homenaje a los soldados y policías por el Gobierno que ha legitimado que los asesinen”.

El jefe de Estado colombiano y la insurgencia entraron en una etapa de calma respecto a las operaciones militares en frentes guerrilleros desde el lunes con el propósito de no dejar en palabras los cinco puntos del acuerdo alcanzados hasta la fecha para terminar el conflicto armado, entre los que destaca el tema de las víctimas y la erradicación de cultivos ilícitos.

Fuente: Telesur
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios