Mundo

12
Ago
2015

Las organizaciones sociales marchan este miércoles para apoyar las políticas del presidente de Ecuador, Rafael Correa, ante el paro nacional convocado por la oposición.

Los representantes de organizaciones sociales de Ecuador se concentran en el parque Itchimbía en la capital ecuatoriana Quito para dar su respaldo al gobernante partido Alianza País.

Según el asambleísta de Alianza PAIS, Rodrigo Collaguazo, la marcha iniciada desde Itchimbía prevé llegar hasta la Plaza Grande (en Quito), frente al Palacio de Gobierno de Carondelet, en donde permanecerán los participantes durante toda la noche.

También estimó que unas 100 organizaciones rurales y campesinas, entre ellas indígenas de Pichincha y Quito, asi como otras formaciones políticas, defenderán en su marcha de este miércoles las políticas de Correa, y rechazarán el paro nacional de sectores de oposición, convocado para el 13 de agosto.

Collaguazo añadió también que el sector social busca defender la Revolución Ciudadana de una manera pacífica, mientras que destaca la voluntad del Gobierno de Correa de dialogar con todos los sectores de la sociedad.

También ha hecho un llamado a la opositora Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) y al Frente Unitario de Trabajadores a conversar con el fin de hallar mecanismos que permitan ir acercando posiciones.

Los nativos opositores del sur de Ecuador están a punto de llegar a la capital tras iniciar el pasado domingo una marcha para rechazar la intención del Gobierno de Correa de enmendar la Constitución.

Estos indígenas al llegar a Quito apoyarán la huelga general convocada por los sindicatos, grupos y políticos opositores que están en contra de las políticas económicas del gobierno ecuatoriano.

Sin embargo, el mandatario señaló que el paro convocado por sectores derechistas no tendrá éxito puesto que no quieren conversar y desoyen la convocatoria masiva al diálogo nacional.

A juicio de Correa, los indígenas “tienen el derecho a marchar, (pero) no tienen el derecho a paralizar el país”, en alusión a los bloqueos de carreteras.

El 5 de agosto, algunos movimientos indígenas ecuatorianos aseguraron que no participarán en ese paro nacional, calificado por Correa de un acto “ilegítimo”, que a su juicio busca “desgastar” a su Ejecutivo.

A mediados del pasado junio, luego de 10 días de manifestaciones y marchas a favor y en contra de Correa, el Gobierno hizo un llamado nacional al Diálogo por la Equidad y la Justicia Social, con el fin de resolver discrepancias provocadas por los proyectos de Ley de Herencias y Plusvalía.

El jefe de Estado ecuatoriano, a inicios del mes de julio, volvió a invitar a la oposición a sentarse a la mesa de diálogo para solventar la crisis en el país, una convocatoria reiterada el día 14.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios