Mundo

04
Feb
2015

El secretario General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, suscribirá en Uruguay la próxima semana una Carta Compromiso sobre el Observatorio de Drogas en estudio por el organismo regional.

El fenómeno mundial de las drogas será uno de los temas clave de discusión durante esa visita los días 9 y 10 venideros a ese país suramericano, según confirmó un comunicado de prensa de Unasur desde su sede en Quito.

Uruguay está a cargo de la presidencia pro tempore del Consejo Suramericano sobre el Problema Mundial de las Drogas de Unasur, que asumió en julio pasado.

La iniciativa para la creación de un Observatorio de Drogas fue presentada por Ecuador al organismo y debatida en 2013 en Venezuela, en el contexto de la IV Reunión de dicho Consejo.

Según la agenda, el día 9 de febrero Samper se reunirá en Montevideo con el ministro de Relaciones Exteriores, Luis Almagro, el vicepresidente de la Corte Electoral, Wilfrido Penco, y con el vicecanciller, Guillermo Pomi Barriola.

Al día siguiente, el titular de la Unasur firmará la Carta Compromiso de Iniciativas Comunes sobre el Observatorio de Drogas, así como el convenio con la Corporación Andina de Fomento (CAF).

“Uno de los objetivos de las tres agendas del secretario General de UNASUR, es la solución al problema de drogas que enfrenta la región”, señala el comunicado.

Además, se incluyen encuentros con el Subsecretario de Defensa Nacional, Jorge Menéndez; con el próximo Ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, y con la Coordinación Nacional de la Presidencia Pro Témpore de Unasur.

El presidente uruguayo, José Mujica, asumió ese cargo en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil, en el contexto de la última cumbre extraordinaria del bloque el 5 de diciembre, que coincidió con la apertura de la nueva sede permanente del organismo en la Mitad del Mundo, a unos 15 kilómetros de Quito.

En julio pasado, la Cancillería de Ecuador señaló que de aprobarse el nuevo ente su misión sería proporcionar a esta área geográfica información cierta, objetiva, fiable y comparable en cuanto al tema drogas y a sus consecuencias, para la posterior generación de estrategias y acciones nacionales y regionales.

Los países de la región suramericana buscan, además, establecer un diálogo político para lograr un posicionamiento común ante la Asamblea General Extraordinaria UNGAS 2016.

La UNGAS es la sesión especial de la Asamblea General de Naciones Unidos para evaluar y debatir los problemas mundiales, en este caso a las prioridades del control de drogas en el mundo.

Tras asumir el cargo, el secretario general de la Unasur afirmó en una conferencia en la capital ecuatoriana que ante el evidente fracaso de la política de represión al narcotráfico, los países suramericanos deben hacer una “corrección fundamental” en su política de combate a este flagelo, sin caer tampoco en el “fundamentalismo legalizador”.

Según dijo, Suramérica es una región que tiene autoridad moral para proponer una revisión en la política de prohibición que actualmente existe en relación con las drogas y proponer una alternativa sobre una nueva visión estratégica.

El informe de 2014 de la Agencia de la ONU contra la Droga y el Delito creada en 1997 (UNDOC, siglas en inglés) señala que cerca de 243 millones de personas, un 5 por ciento de la población mundial de entre 15 y 64 años de edad consumieron una sustancia ilícita durante 2012, año en que murieron por esta causa 200.000 personas.

En ese período, señala el documento, alrededor de 27 millones consumieron drogas “problemáticas”, equivalente a grandes rasgos al 0.6 de la población adulta en el mundo, o lo que es lo mismo, una de cada 200 personas, no obstante, precisa que la prevalencia en el consumo permaneció establece alrededor del mundo

ANDES

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios