Mundo

06
Jun
2016

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe ha iniciado desde este sábado la recolección de firmas contra el acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC.

Esta iniciativa, respaldada por el partido Centro Democrático liderado por Uribe, forma parte de una serie de acciones que el expresidente y actual senador ha dicho hará en el marco de la “resistencia civil” al acuerdo de paz que el Gobierno de Juan Manuel Santos espera firmar pronto en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Lo hacemos para expresar la preocupación por todos estos acuerdos que permiten la impunidad, humillación de las fuerzas armadas y otorga manejos económicos de temas estratégicos a las FARC (…) a Venezuela le hizo falta oposición a tiempo por esta razón en Colombia hay que cuidarse y oponerse a tiempo para no sufrir lo mismo de la patria hermana”, señaló Uribe.

Uribe cuestiona que los máximos jefes de la guerrilla no paguen penas de cárcel por sus delitos y que eventualmente puedan ocupar cargos políticos. En este sentido hizo un llamado a sus seguidores a refrendar el documento porque “muchos de los acuerdos de La Habana, y el plebiscito que pretende que el pueblo colombiano los ratifique, le hacen daño a la patria”, según sus declaraciones.

La proclama exige también la renuncia de Santos si “no puede darle a Colombia la paz que queremos y merecemos” y asegura que los firmantes quieren una paz que no dé “concesiones al terrorismo que generen el riesgo de vivir la misma tragedia sufrida por la hermana Venezuela”.

De acuerdo con algunos expertos, Uribe y su partido podrían interponer una demanda contra el acuerdo de paz ante la Corte Internacional de Justicia y a nivel interno ante la Corte Constitucional.

“Muchos tenemos que decir ‘queremos la paz, pero no aceptamos esa paz con impunidad, porque genera más violencia’, por eso muchos colombianos acudiremos en estos dos meses a firmar esta carta”, añadió el líder opositor.

Desde 2012 las negociaciones de paz entre ambos lados ha tenido como objetivo finalizar un conflicto armado interno de más de medio siglo que, según cifras oficiales, se ha saldado con 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,8 millones de desplazados.

No obstante, el Gobierno de Colombia y las FARC no consiguieron firmar el acuerdo de paz que tenían previsto para el 23 de marzo, si bien desde la guerrilla se afirma que los diálogos de paz podrían llegar a su fin para mayo o junio de este año.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios