Mundo

11
May
2016

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe, que se opone a las negociaciones de paz con las FARC, abogó por la “resistencia civil” ante el posible acuerdo de paz entre el Gobierno de Bogotá y la guerrilla.

“Resistencia civil, resistencia ciudadana, es oposición dentro de los mecanismos de la Constitución y de la ley a este acuerdo de impunidad total con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que lo que hace es estimular nueva violencia y que no será sostenible”, dijo el martes Uribe en el telediario Noticias RCN.

En el marco de los programas para avanzar esta “resistencia”, el ahora senador colombiano explicó que “en los próximos días” van a presentar a los ciudadanos un texto y pedirles su firma, además de promover otras iniciativas como movilizaciones callejeras contra el acuerdo Bogotá-FARC.

Sus declaraciones, evidentemente, han provocado el descontento de las autoridades colombianas: el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, afirmó que esa “delirante” iniciativa del diputado Uribe “es hacerle resistencia a la paz en Colombia, cuando los colombianos hemos estado 60 años resistiéndonos a la guerra y tenemos hoy la posibilidad precisamente de acabar con este conflicto”.

Por su parte, Hernán Penagos, miembro del Partido Social de la Unidad Nacional (Partido de la U), declaró que la propuesta de Uribe “es un llamado que no consulta la realidad de Colombia, es un mal mensaje para la comunidad internacional, incita a los ciudadanos a desconocer la Constitución y la ley y los líderes colombianos no pueden proponer hechos de esta naturaleza porque se puede entender es que se está llamando a la violencia“.

El senador Iván Cepeda, luego de denunciar el anuncio de Uribe, criticó que los voceros de la extrema derecha preparan actos violentos para entorpecer el posconflicto tras la firma de la paz definitiva entre el Gobierno y las FARC.

Desde 2012 las negociaciones de paz entre ambos lados ha tenido como objetivo finalizar un conflicto armado interno de más de medio siglo que, según cifras oficiales, se ha saldado con 260 000 muertos, 45 000 desaparecidos y 6,8 millones de desplazados.

No obstante, el Gobierno de Colombia y las FARC no consiguieron firmar el acuerdo de paz que tenían previsto para el 23 de marzo, si bien desde la guerrilla se afirma que los diálogos de paz podrían llegar a su fin para mayo o junio de este año.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios