Mundo

16
Feb
2016

La canciller venezolana ha insistido en la necesidad de no intervenir en los asuntos internos de las naciones, así como el respeto pleno a los derechos de los pueblos para consolidar la paz.

“La independencia nacional, la integridad, la no injerencia en los asuntos internos, la no agresión y la cooperación, así como el derecho a los pueblos, la cooperación y la práctica de la tolerancia son los fundamentes esenciales para la paz mundialmente”, ha observado este lunes Delcy Rodríguez.

En su alocución ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (CSNU), la diplomática venezolana ha estimado que los propósitos de la ONU solo podrán realizarse, si los “Estados disfrutan de igualdad soberana y cumplen plenamente” las exigencias de este principio en sus relaciones internacionales.

“La prevención de los conflictos ha sido siempre un objetivo común de la comunidad internacional, la garantía y la preservación de la paz como un propósito, como un principio y como un derecho fundamental hará posible, no solo el cumplimiento de los Objetivos del Milenio, sino la Agenda 2030″, ha recalcado.

De igual manera, ha alertado que actualmente la humanidad padece bajo la amenaza de la guerra permanente, un escenario que ha cobrado la vida de miles de personas en países como Palestina y Siria.

Para la jefa de la Diplomacia venezolana, estos conflictos, en su mayoría, pudieran evitarse, “si las causas que lo generaran no estuvieran vinculadas a intereses particulares de dominación imperialista”.

Asimismo, ha aprovechado la oportunidad para reiterar la persistente postura de Caracas hacia el conflicto palestino-israelí. Al respecto y en nombre de la nación venezolana, se ha mostrado a favor de la causa palestina instando a la liberación de los territorios ocupados ilegalmente por los colonos del régimen de Tel Aviv.

Sus declaraciones se han producido en momentos que la región de Oriente Medio vive una situación de tensión; por una parte, debido a la presencia de bandas terroristas y takfiríes que operan con mayor frecuencia en países como Irak y Siria, a pesar de que cada día están sufriendo bajas significativas.

Asimismo, está la escalada de violencia israelí contra los palestinos, que desde su inicio en octubre de 2015, ha causado la muerte de al menos 175 ciudadanos palestinos a manos de las fuerzas del régimen de Israel.

A todo esto se añade la violenta agresión saudí y sus aliados contra el territorio yemení, que según las últimas estadísticas de las Naciones Unidas, ya ha dejado más de 32.000 víctimas entre muertos y heridos, en gran parte civiles.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios