Mundo

17
Abr
2015

El coloso del mercado de entretenimiento, Sony, tiene unos vínculos muy estrechos con la Administración Obama y el Departamento de Estado de EE.UU., según los archivos que acaba de publicar WikiLeaks. Los recursos de la corporación, incluidas sus celebridades, son ‘usados’ activamente para popularizar la narrativa de la política exterior de EE.UU.

El archivo filtrado de los correos electrónicos de la multinacional electrónica que WikiLeaks invita a conocer deja al descubierto las estrechas relaciones entre el director ejecutivo de Sony, Michael Lynton, y el presidente Obama. Uno de los mensajes es una invitación a una cena con los Obama en la Casa Blanca enviada por Kristen Jarvis, jefe del personal de Michelle Obama en aquel momento. En total, en el archivo hay unas cien direcciones de correo de oficiales del gobierno.

Los mensajes filtrados revelan también el objetivo de estas conexiones tan próximas. El archivo cuenta con un correo de Richard Stengel, subsecretario del Departamento de Estado de EE.UU. para relaciones públicas, donde este invita a Lynton a movilizar sus recursos para protagonizar la guerra informativa de Washington. Al hablar de los objetivos de esta propaganda, Stengel cita al Estado Islámico y a Rusia sin hacer distinciones entre los dos.

“Michael, fue genial verle ayer. Como usted sabe, tenemos un montón de desafíos en la lucha contra la narrativa del Estado Islámico en Oriente Medio y la narrativa de Rusia en Europa Central y Europa del Este. En ambos casos, hay millones y millones de personas en estas regiones que están recibiendo una versión sesgada de la realidad. Y no es algo que el Departamento de Estado puede tratar por su cuenta (…). Me encantaría convocar un grupo de ejecutivos mediáticos que puedan ayudar a pensar en una mejor forma de responder a estos dos grandes desafíos. Esta es una conversación sobre ideas, sobre el contenido y la producción, sobre las posibilidades comerciales. Le prometo a usted que va a ser interesante, divertido y gratificante”, escribió Stengel.

Lynton le respondió con una lista de nombres. La enumeración incluyó a Andy Bird, presidente de Walt Disney International; Phil Kent, exejecutivo de Turner Broadcasting; James Murdoch, director de operaciones de 21st Century Fox; y Drew Guff, confundador de la empresa privada de inversiones Siguler Guff.

La postura del Departamento de Estado, en realidad, es muy diferente, insistió este viernes su portavoz, Marie Harf, en su rueda de prensa, contestando a las preguntas de RT. Rusia y el Estado Islámico “son desafíos muy diferentes” y “de ninguna manera los habríamos comparado”, comunicó Harf.

Sin embargo, admitió que sí está teniendo lugar una colaboración con “personas que tienen plataformas” en la esfera de la política exterior de EE.UU. “Contactamos con personas de esos países ajenas al Gobierno para hablar con ellas sobre nuestras prioridades. A veces son ellas quienes se ponen en contacto con nosotros. Pero son ellas las que deciden qué van a producir y cuál va a ser el contenido. Sus películas y sus producciones son cosa suya. Pero… a menudo tenemos conversaciones con personas dentro del país sobre cuestiones que son importantes para nosotros […], sobre nuestros esfuerzos”, dijo.

Fuente: RT
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios