Mundo

20
Jul
2015

Nuevas filtraciones de WikLeaks han revelado que durante años la CIA secuestró y torturó a personas con la ayuda tácita de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y algunos gobiernos europeos de forma sistemática.

Este lunes WikiLeaks ha publicado evidencias de que la NSA espió al ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, junto a otros 20 funcionarios del mismo ministerio germano. Según ha revelado la organización fundada por Julian Assange, las actividades de espionaje hacia estas personas ya se producían antes del atentado terrorista del 11-S: concretamente desde 1998.

Antes de convertirse en ministro de Relaciones Exteriores en 2005, Frank-Walter Steinmeier trabajó en calidad del jefe de Cancillería (jefe de gabinete) en el Gobierno del canciller Gerhard Schroeder, donde fue responsable de la coordinación de la labor de los organismos de inteligencia alemanes. En 2004, durante este mandato, el ciudadano alemán Kahled El-Masri fue secuestrado por la CIA y llevado a una prisión secreta en Afganistán, donde fue interrogado y torturado durante cuatro meses. Finalmente, la CIA se dio cuenta de que tenía al ‘El-Masri equivocado’ y abandonó al alemán en una carretera desolada en Albania para tratar de encubrir sus actividades ilegales. El caso de El-Masri ha sido demostrado en numerosas investigaciones judiciales, incluida la del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

“La publicación de hoy indica que la NSA se ha utilizado para ayudar a los secuestros y torturas impunes de la CIA. Durante años la CIA secuestró y torturó a personas con la complicidad tácita de los gobiernos europeos de forma sistemática”, ha escrito Julian Assange.


La intercepción central de la NSA hace referencia a las comunicaciones del ministro de Relaciones Exteriores Steinmeier tras su visita oficial a EE.UU. el 29 de noviembre de 2005 para reunirse con su homólogo estadounidense entonces, la secretaria de Estado Condoleezza Rice. De acuerdo con la intercepción, Steinmeier “parecía aliviado de no haber recibido ninguna respuesta definitiva de la secretaria de Estado relativa a los informes de prensa sobre los vuelos de la CIA a través de Alemania a prisiones secretas en Europa oriental presuntamente utilizados para interrogar a sospechosos de terrorismo”.

La visita se produjo en el contexto de un creciente escándalo en Europa referente a los vuelos de traslado ilegales de la CIA que, según varios medios, utilizaban las instalaciones y aeropuertos de países socios en Europa. En el marco de estos vuelos numerosos ciudadanos y residentes europeos habían sido secuestrados fuera de cualquier proceso legal y llevados a prisiones secretas para ser torturados con impunidad. En medio del escándalo, los gobiernos europeos negaron las acusaciones sin dejar de cooperar con EE.UU. alegando que habían recibido “garantías diplomáticas” confidenciales por parte de Washington de que no se estaba llevando a cabo ninguna práctica ilegal.

No obstante, “se demostró posteriormente en numerosos procedimientos judiciales y comisiones de investigación que las actividades tenían carácter ilegal”, ha subrayado WikiLeaks. Así, en 2007 el Parlamento Europeo aprobó una conclusión en un informe de un comité especial de investigación que reveló que Alemania, entre otros estados, ayudaba o sabía de la existencia del programa de la CIA de detención y traslado a sospechosos de terrorismo a prisiones secretas.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios