Naturaleza

08
Jul
2015

Los investigadores de la Universidad de Glasgow, Reino Unido han detectado restos del ópalo dentro de un meteorito que cayó en la Tierra en 1911 procedente de Marte. Los restos de esta joya podrían ser una evidencia de vida en Marte.

Esta piedra preciosa, conocida también como ‘ópalo de fuego’ por su color naranja brillante y coloración amarilla y roja, es un hallazgo interesante no solo porque podría conservar fósiles, sino también porque se forma alrededor de aguas termales donde prospera la vida microbiana, según una publicación de la revista ‘Meteoritics and Planetary Science’.

Los astrónomos opinan que este descubrimiento podría ayudar a futuras misiones de exploración a decidir dónde buscar muestras de vida marciana.

“La vida microbiana se desarrolla en estas condiciones [alrededor de aguas termales] y el ópalo puede atrapar y preservar estos microbios durante millones de años”, señaló a ‘Daily Mail’ el director de la investigación, Martin Lee.

Los científicos lograron encontrar restos diminutos de ópalo con un potente microscopio electrónico de barrido. Este mineral fue creado por la interacción del agua marciana con sílice en el meteorito.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios