Naturaleza

29
Jun
2015

A Prora, la estación vacacional favorita de los nazis, situada en la isla báltica de Rugen, le esperan cambios. La compañía alemana Metropole Marketing quiere convertir la zona en un complejo de apartamentos de cinco estrellas.

La empresa alemana Metropole Marketing obtuvo los derechos exclusivos para la construcción de un complejo vacacional de lujo en la isla de Rugen, un lugar que fue muy popular entre los nazis en los años 1930.

Adolf Hitler intentó convertir la isla, situada en el noreste de Alemania, en el mayor centro vacacional del país, especialmente enfocado al descanso en familia de los empleados estatales. En 1939 construyó un complejo que contaba con más de 10.000 habitaciones y que nunca fue utilizado debido al inicio de la Segunda Guerra Mundial. Entonces Prora adquirió una función menos alegre, la de campo de refugiados para los civiles alemanes, que fueron reinstalados en la zona durante los bombardeos.


El complejo de edificios e instalaciones fue ideado como un proyecto de la organización Fuerza Mediante la Alegría (Kraft durch Freude), que se ocupaba de estructurar, controlar y uniformar el tiempo libre de la población alemana durante el Tercer Reich.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios