Opinión

Autor: Asalia Venegas

09:47 am
25
Jun
2015

Esta oposición de Venezuela es tan poco creativa que siempre anda en busca de una bandera o persiguiendo cadáveres insepultos para que les sirvan de voceros en el exterior o para que legitimen sus locas andanzas aquí en el suelo patrio. Luego de cada “gesta heroica” opositora sale el principal vocero de la MUD -antes Aveledo y ahora el Chúo Torrealba- a vanagloriarse por los supuestos éxitos logrados.

Lo que sobresale en los distintos elementos opositores es el desgaste o lo trillado de sus argucias, por eso apelan a factores externos en procura de un repunte de sus acciones. Los lapsos para los diferentes procesos electorales en el país están en la Constitución.

El Poder Electoral informa paulatinamente de las etapas para las contiendas eleccionarias. El CNE ya había anunciado que las parlamentarias se realizarían en el último trimestre de este año.

La oposición se lanzó a una campaña -recomendada por sus publicistas amigos- tipo “SOS Venezuela”, exigiendo al CNE “la fecha”. Los del Club de Madrid replicaron con la misma exigencia en España, en Miami, en Panamá, en Perú. La mediática hace el coro respectivo y clama por la fecha. Vemos con estupor cómo todos estos personajes se mezclan en algo que solo compete -soberanamente- a nuestro país.

La presidenta del CNE ha informado este lunes a la nación que las parlamentarias se efectuarán el domingo 6-D. Algo que es rutinario, como ha sido la costumbre en los últimos 16 años, se tornó en excepcional. Tanto, que se hacen huelgas de hambre y hasta se banaliza este mecanismo de lucha, punto de honor para personajes de la historia que han muerto por esta causa, como en Irlanda con las huelgas de hambre de 1981, fallece Bobby Sands, sin que la Thatcher diera un paso atrás.

De inmediato Torrealba, el vocero de la MUD, dijo: “Es una victoria del pueblo, que le arrancó la fecha al CNE” (¿?). ¿De qué se vanagloria este sujeto? Una simple revisión de todos los procesos eleccionarios anteriores nos ubica en estas rutas que marca el CNE. El blanco del ataque para el desprestigio -una vez más- es el Poder Electoral y su presidenta Tibisay Lucena. Este tema se les agotó. ¿Y ahora qué?

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios