Opinión

Autor: Julio Escalona

09:47 am
26
Ago
2015

La Política y la diplomacia del presidente Maduro están bien y tiene mi solidaridad. El cierre de la frontera es fundamental. Los efectos sobre la economía colombiana son fuertes ¿Seguirán conspirando? Puede que sí, pero pagarán consecuencias. Si se hace bien y la corrupción no se atraviesa, esto impactará el contrabando, sobre todo de gasolina y operaciones cambiarias, lo que les genera millonarias ganancias.

Pero si no hay rectificaciones urgentes el futuro será más difícil. Las elecciones no están ganadas. No se ganarán si los esfuerzos se centran en ellas. Es en la economía, la geopolítica, temas militares y de seguridad, y el modelo petrolero donde están los problemas.

Es urgente modificar el modelo petrolero. Se han anunciado nuevas transferencias de renta hacia el capital. Sin cambio del modelo, el resultado será: uso especulativo, sobreacumulación de capital, fuga de divisas, cero producción, escasez, colas, inflación… Debe haber plena garantía sobre el uso productivo o la devolución al Estado de los dólares recibidos, incluso, sanciones penales.

En la economía mientras más se aplacen las decisiones será peor, pero ¿puede Pdvsa, por lo menos, sustituir la gasolina por gas para motores? Los controles solos no son solución. ¿Qué pasó con la propiedad y la producción social, con los fracasos en la agricultura y los dólares perdidos? La corrupción sigue su curso. El pueblo, sobre todo el chavista, quiere ver acciones contundentes. Pese a la ampliación de las autopistas en Caracas, el caos urbano y la inseguridad siguen y las mafias han impuesto, un toque de queda. La gente no sale de noche y hay áreas por donde no se puede circular. Un desafío a la soberanía del Estado.

El destino del proceso bolivariano está en juego. Yo sé de los errores, la burocracia y la ineficiencia, pero también sé de los logros. La restauración de la IV República sería una tragedia para Venezuela, la región latinocaribeña y más allá. Yo votaré por los candidatos del Polo Patriótico.

La oposición sigue unida a la desestabilización. Su tarea es derrocar al gobierno, incluso, mediante la violencia. Comparto críticas que hacen, pero se cometen crímenes horrendos y no los condenan. Cuando desde la frontera con Colombia se conspira contra la nación, censuran las medidas que el presidente toma.

Están aplicando la “Doctrina del Shock” descrita por Naomi Klein. El país necesita una oposición democrática. Parece que no existe.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios