Opinión

Autor: Beltrán Haddad

08:50 am
09
Feb
2015

Los derechos humanos son los derechos primarios de las personas y conciernen a todos los hombres y mujeres del mundo. Se trata del derecho a la vida y el respeto al ser humano en su integridad física, psíquica y moral; o del derecho a la libertad personal, a la libertad de conciencia y de expresión del pensamiento; o del derecho a la salud y a la educación, por ejemplo.

Sin embargo, para atacar a Venezuela y a su proyecto socialista se recurre, desde dentro y desde fuera, a la “defensa de los derechos humanos” como si el país fuera Argentina bajo la dictadura de Videla o Chile bajo el poder dictatorial de Pinochet; o la Venezuela de las décadas de 1960, 1970 y 1980 que yo viví; o el México actual, atormentado por las desapariciones, los asesinatos, el narcotráfico y la barbarie de funcionarios públicos.

Es algo espantoso el montaje de mentiras afiladas contra nuestro país desde el exterior, incesante. Es un plan de suponer lo mismo todos los días, pero siempre metidos por la torpeza en el proceso de una derrota.

En 15 años no hay un solo desaparecido político imputable al gobierno. En 15 años no hemos visto masacres ni matar ni desaparecer estudiantes y campesinos como antes lo hacían en los TO de Yumare, Cachipo o cualquier otro. Lo que sí vemos es el derecho a la salud en sectores populares, con médicos y medicinas que antes no tenían; derecho a la educación gratuita y así tantas cosas, como el derecho a una vivienda, que antes no gozaban los pobres. Esos son derechos humanos.

Pero resulta que ahora hay sectores en Venezuela que se atrincheraron en el olvido, no quieren salir de él y pretenden insinuar que venimos de paraísos humanitarios. Es impresionante ver la hipocresía de individuos y organizaciones que en el pasado permitieron o callaron la muerte y la desaparición de personas, el hambre, la violación de la libertad de expresión, la censura, el cierre de periódicos, el allanamiento de universidades, la represión en las calles a plomo limpio, las masacres y los juicios militares sin debido proceso. Ahora hablan de derechos humanos y silencian esas cosas de un pasado de horror.

Hoy habrá dificultades en este país, inducidas de allá o por errores de acá y son superables, pero eso de “defensa de los derechos humanos”, ¿de qué me hablan?

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios