Opinión

Autor: Julio Escalona

11:00 am
15
Jul
2015

La suerte de los pueblos se juega en Grecia. El campo de batalla se desplazó y el cerco se selló mientras el asedio contra Venezuela se incrementa.

La crisis griega tiene que ver con un fraude organizado por Goldman Sachs, banco que es uno de los beneficiarios de la crisis y forzó la quiebra del gigante financiero Lehman Brothers. Además falsificó las cifras de Grecia para facilitar su ingreso a la zona euro y echarle la soga al cuello. De paso le cobró al Gobierno 600 millones de euros.

Dio un golpe de Estado en Grecia forzando la renuncia de Papandreu y colocando, sin elecciones, como primer ministro a Lucas Papademos. Hizo algo similar en Italia, colocando a Mariano Monti. También designó al presidente del BCE y de otras instituciones europeas.

Inmediatamente, Grecia tuvo que solicitar un rescate financiero y colocarse bajo la tutela de la troika (FMI, Banco Central Europeo, BCE, y Comisión Europea). Así se inició el martirio del pueblo griego. El plan para Grecia es convertirla en lo que ya es, una base militar de la Otan y un Estado fallido, de indigentes y vasallos imperiales como ariete para golpear en el Mediterráneo, el Norte de África y el Medio Oriente. Siriza abre otro camino.

La victoria del pueblo griego en el referéndum multiplicó la rabia del poder transnacional fascista, fundamentalista religioso, racista, guerrerista y maltusiano que pretende la liquidación de 3 mil millones de pobres, entre ellos casi mil millones de hambrientos y millones de niños y niñas y jóvenes. Según datos de Unicef, en más de la mitad de los países más ricos, uno de cada 5 niñas y niños vive en situación de pobreza. En EEUU la cifra llega a 32%.

Realizar ese plan radicaliza las condiciones para conceder un nuevo crédito: mayor incremento del IVA, ampliar la base impositiva para que los ricos paguen menos impuestos, revisión del sistema de pensiones, privatizar el servicio de electricidad y radicalizar las privatizaciones, despolitizar la administración griega y colocarla en manos de tecnócratas, incrementar la supervisión por parte de la troika, entre otras condiciones que convertirían a Grecia en una colonia.

Las políticas neoliberales dejaron al país al borde del hambre, base del chantaje de la troika ¿Quién ayudará a Grecia? La visión geopolítica de China y Rusia hace difícil que la ayuda surja de ahí. ¿Quién aliviará el sufrimiento y el chantaje? ¿Será solo el heroísmo de los griegos derrotando el cerco?

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios