Opinión

Autor: Héctor Rodríguez

10:12 am
23
Mar
2016

Ahora, lo que nos ha sorprendido es que, aunque el tema económico ha estado presente, el centro de la crítica se relaciona con nuestro descuido político sobre los sectores académicos revolucionarios

En las últimas semanas he recibido convocatorias de diversos sectores de la sociedad venezolana, algunas en mi condición de diputado, con el objetivo de intercambiar lecturas de lo que está pasando en la Asamblea, y otras como coordinador del Congreso de la Patria, de parte de compañeros y compañeras que quieren aportar y sumarse a este gran debate nacional.

Quiero destacar en estas líneas las maravillosas actividades organizadas con profesores universitarios del país, ejemplo de diálogo franco y constructivo. La primera de ellas tuvo lugar en la Universidad de Carabobo, la segunda en la Universidad Bolivariana de Ciudad Bolívar y la tercera en la Universidad Central de Venezuela.

Dada la emergencia económica, esperamos en estos encuentros debates duros, con mucha crítica y altura, y así ha sido. Ahora, lo que nos ha sorprendido es que, aunque el tema económico ha estado presente, el centro de la crítica se relaciona con nuestro descuido político sobre los sectores académicos revolucionarios.

Las y los profesores manifiestan sentirse subestimados por parte de la dirigencia de izquierda. Critican duramente que no son escuchados y que no existe un método para su participación. En tal sentido los académicos patriotas nos ha exigido corregir de inmediato, abrir los canales pertinentes para aportar sus conocimientos y ponerlos al servicio del país.

Estos encuentros se han caracterizado por la franqueza y el rigor; han brotado numerosas ideas, propuestas, y sobre todo la voluntad de contribuir con el país.

La revolución ha sostenido un esfuerzo sistemático por la inclusión y la calidad en la educación, ha saldado deudas de otros gobiernos en búsqueda de justicia para los y las profesoras, ha aumentado como nunca nadie lo hizo el presupuesto para las universidades; sin embargo estos encuentros nos reafirman lo que ya hemos reconocido antes, hemos avanzado mucho pero nos falta mucho más por recorrer.

Tienen razón los que hacen la crítica y la recibimos con alegría porque solo conscientes del problema podemos enfrentarlo. Es imperante que la academia protagonice en esta nueva etapa del país. Todos los que amamos la Patria debemos trabajar juntos para superar las dificultades.

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios