Opinión

Autor: Asalia Venegas

09:08 am
28
Abr
2016

Esta oposición definitivamente está atrapada en sus propias contradicciones. Como en un juego de naipes, abundan las cartas, mas no los ases. Un elemento perturbador -para ella misma- es el cortoplacismo. Al querer saltarse el texto constitucional, cada grupo se inventa una estrategia y establece “falsos tiempos” que generan más incertidumbre y zozobra a sus seguidores.

Quizás haber logrado la mayoría en la Asamblea Nacional fue un búmeran para los opositores. Lo que han propuesto en la AN se ha revertido en su contra, sobre todo por haber contratado a poderosos bufetes (ya se sabrá en algún momento la parte crematística del asunto), que obviando la técnica legislativa y la ratio jurídica, han producido unas bazofias de textos de leyes cuestionados por tirios y troyanos.

Si la oposición -encarnada en la MUD, hasta que otras siglas digan lo contrario- no es capaz de presentar una sola propuesta que ilumine y guíe las 13 agrupaciones que la integran, de cara a lo que anhelan: tomar el poder; pues este sencillamente se torna más lejano. El tiempo es inexorable, nada lo detiene. Se nos va de las manos.

En la MUD cada grupo tiene su propia agenda y sus propios intereses. Practican el juego del gato y el ratón. Compiten por ver quién se lleva la primicia, sobre todo frente a las cámaras de TV. Son mediáticos ciento por ciento. Por lo tanto, no les importa el fondo del asunto, sino lo superficial, la forma. Ramos Allup tiene la tribuna de la presidencia de la AN, la cual ejerce de manera atorrante. El Chúo Torrealba se transa en quitarle protagonismo a Capriles y este quiere sustituir a la MUD. La Tintori desplaza a la Machado. Capriles lucha en la sombra contra Leopoldo López. Guevara -como el tiburón- se tragó al resto de VP.

La oposición lanza brazadas entre la enmienda (ya el TSJ dictaminó que no es retroactiva, no es aplicable en este período); la renuncia (es unipersonal, no depende de otros); la aplicación de la Carta Democrática (los apátridas andan haciendo lobby para esto en contra de la nación); y el revocatorio, bandera de J. Borges (mecanismo de difícil tránsito, pero es constitucional), que de cristalizar su implementación, pondrá en el primer lugar del ranking opositor a PJ.

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios