Opinión

05
Feb
2013

Crear miedo e inseguridad en la región rica de recursos naturales de Oriente Medio y el Norte de África es una estrategia primordial para la presencia injerencista de EEUU y sus aliados en esta zona. Una presencia que se realiza bajo el pretexto de apoyar a los pueblos de esta región y contra el terrorismo provocado por Al Qaeda.

Además la presencia de Al Qaeda en los países de la región, amén de convertir a Oriente Medio a un laboratorio de probar nuevos armamentos de EEUU, lo ha hecho un mercado principal de la venta de armas.

Cuándo y cómo se fundó Al Qaeda

“Cuando la Unión Soviética invadió Afganistán, tuvimos esta brillante idea de ir a Paquistán y crear una fuerza de muyahidines o milicianos, los equipamos, les dimos misiles y todo lo demás, para que se enfrentaran a los soviéticos en Afganistán, tuvimos éxito. Los soviéticos se retiraron de Afganistán y dejamos a estos milicianos fanáticos entrenados y bien armados en Afganistán y Paquistán”, así lo afirmó la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, en una entrevista concedida a Fox News, cuando confesó que su país creó Al Qaeda.

Se puede considerar la presencia del Ejército Rojo de la Unión Soviética en Afganistán, a finales de la década setenta, como el principal motivo de la formación del grupo Al Qaeda. De hecho EEUU que no quería enfrentarse directamente con la Unión Soviética en el país asiático, intentó crear unos grupos formados por radicales y salafistas que puedan satisfacer sus intereses en la región. De este modo este organismo terrorista empezó su labor, a finales de la década setenta, de entrenar, apoyar y equipar a los Muyahedines árabes para luchar contra los soviéticos.

Dar un paso importante y seguir con planes

Este grupo cumplió exitosamente con la misión y logró hacer retirar el Ejército Rojo soviético de Afganistán. Pero esto no fue el fin del trabajo de estos militantes, sino la victoria de este plan, motivó a los occidentales dejar a este grupo que se quede permanentemente en la región para utilizarlo en el marco de los intereses del Occidente. Por lo tanto, pese a que la mayoría de los miembros de este grupo habían regresado a sus países tras la retirada de la Unión Soviética de Afganistán, Osama Bin Laden, el terrorista saudí, con el apoyo financiero y logístico recibido por la Agencia Central de Inteligencia de EEUU, CIA, Arabia Saudí y Paquistán fundó de manera oficial a Al Qaeda en 1998.

Al Qaeda pretexto para tachar la imagen del Islam e intervenir

Occidente, al atribuir los crímenes y delitos ejercidos por el grupo Al Qaeda al Islam y musulmanes, pretende presentar una imagen hostil del Islam y mostrar a los musulmanes como terroristas para impedir el desarrollo de esta religión.

Además, aunque aparentemente las actividades y los principios de Al Qaeda se enfocan en luchar contra el sionismo e imperialismo mundial, llevar a cabo atentados terroristas basadas en la cultura de división religiosa y convertir las malinterpretaciones en profundas discrepancias ha sido la base fundamental de las tareas de este organismo, algo que siempre ha sido el mejor pretexto para la administración estadounidense de intervenir en otros países.

Uno de los ejemplos más evidente que ratifica este asunto, es la actuación de Al Qaeda en Siria y Yemen, en donde EEUU ha beneficiado sus intereses mediante este grupo.

Al Qaeda y crisis en Siria

En la crisis en Siria, lo que nos hace reflexionar, es el inicio de las actividades de Al Qaeda y los grupos Wahabíes en este país coincidido con la declaración oficial del gobierno de EEUU basada en dejar al lado las vías diplomáticas en solventar el problema de Damasco. Asimismo, el republicano Mike Rogers, El jefe del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, anunció que según las estimaciones de los aparatos de inteligencia de EEUU, un cuarto de los rebeldes que actúan en Siria, es dependiente a Al Qaeda. Mientras tanto, Washington junto con sus aliados sigue suministrando equipos de comunicación, informaciones militares y diferentes tipos de armas a los rebeldes. En este caso, el gobierno de EEUU no solo no toma medidas contra los rebeldes, sino les financia y arma, pues la presencia de Al Qaeda en Siria puede ser un buen pretexto para este país y sus aliados que en un futuro puedan intervenir en el país árabe e incluso lo ocupen. El hecho de convertir a Siria en un país como Afganistán es algo que las organizaciones de seguridad estadounidenses lo tienen previsto para proveer la seguridad del régimen de Israel.

De hecho, EEUU mediante instalar bases permanentes en las fronteras de Siria con los territorios ocupados, amén de establecer la seguridad para el régimen israelí, divida Siria en cuatro países pequeños de Kurdos, Suníes, Alauitas y cristianos. Por lo tanto, la presencia de Al Qaeda como un enemigo simulado en Siria es de primordial importancia para materializar estos objetivos. De hecho se puede decir que apoyar a Al Qaeda es considerado como una parte de estrategia de EEUU para cambiar el gobierno de Siria y establecer su presencia en la región.

Al Qaeda y la guerra en Mali

El 11 de enero, Francia lanzó una guerra en Malí, bajo el pretexto de frenar el avance de hombres armados en ese país y ha recibido un gran apoyo por parte de EEUU, España, Alemania, Bélgica, Canadá, Dinamarca, el Reino Unido, todos ellos países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Nuevamente el pretexto de una injerencia e invasión ha sido luchar, según Occidente, contra los elementos de Al Qaeda.

Motivo de la guerra en Mali

Aunque Francia alega que su ataque al país africano es frenar al grupo armado de Al Qaeda, el motivo principal se limita a los recursos naturales que tiene Mali y su vecino Níger, es decir cantidades inmensas de gas, petróleo, oro y yacimientos de uranio. Tal como sabemos, el país galo tras iniciar su injerencia militar en Mali, dijo que ha enviado a fuerzas especiales a Níger para proteger los yacimientos de uranio, otra vez el pretexto se ha limitado a una supuesta amenaza por Al Qaeda.

Invasiones y eternas justificaciones

La historia ha dado a conocer que Occidente encabezado por Estados Unidos siempre busca un pretexto para justificar sus injerencias militares y políticas sea alegado para establecer seguridad o sea luchar contra el terrorismo. El motivo de las injerencias limita en que en un futuro cercano nos enfrentaremos a una crisis por falta de agua dulce, recursos fósiles y en una palabra, crisis energética. Razón por la cual, el Imperialismo desencadenará más guerras en el mundo para satisfacer sus necesidades, tal como invadieron Libia, por su petróleo y agua dulce, ahora Mali por su oro y uranio y muchos otros países que han sido víctimas del egoísmo de este sistema hegemónico.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios