Opinión

03
Feb
2016

Transcurridos 50 días del mandato de Macri, se ha sucedido un frenesí de acontecimientos que lo que demuestran es que la pretendida “desideologización” y “pragmatismo” de Macri es completamente lo contrario.

El descontrol y la fosa siguen profundizándose en la Argentina con Macri. Pasados 50 días de gobierno, de los cuales sólo 35 fueron días hábiles debido a las festividades de Navidad y Año Nuevo, se ha sucedido un frenesí de acontecimientos que lo que demuestran es que la pretendida “desideologización” y “pragmatismo” con los que Macri se jacta como guías de su accionar -pragmatismo y desideologización promocionados como una actitud de racionalidad que vendría a poner orden al desorden- demuestran ser exactamente lo contrario: como resultado de las medidas dispuestas por el gobierno recién asumido hay enfriamiento de la actividad económica, aumento del endeudamiento externo, mayor concentración de ingresos en las élites, aumento de la desocupación, deterioro de las condiciones de vida del pueblo, represión contra las organizaciones sociales y sus dirigentes, desprecio por las formas de la institucionalidad republicana, y por si todo esto fuera poco -o en realidad precisamente en sintonía con esto- una insuperable torpeza política.

Lo que es pertinente decir entonces es que no hay poca ideología sino que hay demasiada, y ésta es el “credo” neoliberal, ése que ha demostrado sus nefastas consecuencias en todos los países donde fue llevado a la práctica, empezando por la propia Argentina. Lo que es pertinente señalar entonces no es que hay “pragmatismo”, sino que no hay ninguno. ¿O no resultaría pragmático proteger el mercado interno de la invasión de productos importados para evitar la quiebra generalizada de la industria? ¿O no resultaría pragmático ponerle límites a los abusos de las corporaciones formadoras de precios para que la inflación no se siga disparando? ¿O no resultaría pragmático obligar a los que están acaparando dólares a que los liquiden, tal como le habían prometido, sin cumplirle, al actual ministro de economía?

Para colmo de Macri, los tiburones -el capital financiero- sólo se motivan con el olor a sangre. No estoy diciendo nada nuevo, pero la ideologización de los alcahuetes hace que vean a los verdugos como si fueran almas caritativas. Y no porque Macri haya profesado su credo neoliberal los tiburones se privarán de ganar todo lo que puedan.

Para la ideologizada y nada pragmática (desde los intereses nacionales, que es desde donde yo opino) política neoliberal los “límites” sólo son para los sujetos a los que la prédica reivindicativa del actual Papa Francisco privilegia: para los pobres. Así, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, un gobernador de la Alianza que llevó a Macri a la presidencia, encarcela sin fundamento jurídico ninguno a la principal dirigente social de su provincia y también diputada del Parlasur, Milagro Sala, que al momento de escribir este artículo sigue detenida, junto con otros presos políticos en el marco de la misma persecución. Así, en otra provincia, Río Negro, detienen -aunque luego liberan a las horas- a Rodolfo Aguiar, el principal dirigente sindical de los trabajadores estatales en la misma. Así, ya en cuatro lugares diferentes de la Argentina (Ezeiza, La Plata, Neuquén y Ciudad de Buenos Aires) se produjeron represiones contra los trabajadores y el pueblo, en tres de ellas con muchos heridos por perdigones de goma, y en la última, este viernes 29 de Enero en la Ciudad de Buenos Aires contra una murga que ensayaba el carnaval, fueron heridos cinco niños. A la vez, una ola despidos azota en primer lugar la administración pública y en segundo término la actividad privada. Según la Asociación de Trabajadores del Estado ya son más de 20 mil los nuevos desocupados de todos los niveles de la administración del Estado, los que además ni siquiera se enteraron con un telegrama, tal como estipulan los procedimientos legales, sino en el momento en que una guardia privada no los dejó ingresar a sus trabajos. También comienzan a acumularse los despidos en la actividad empresaria.

Como se ve, cero desideologización, cero pragmatismo, cero racionalidad.

Retroceso vertiginoso

Y si Ud. lector, cree que exagero; si Ud., lector, supone que lo que ya expresé es poco, y poco convincente, o poco fundamentado, o simple y elemental tendenciosa propaganda política, acompáñeme a recorrer y analizar los pasos que se han dado en estos vertiginosos 35 días hábiles contra el pueblo, que ya han reafirmado y superado con creces lo que se describía en el último artículo que escribí aquí, el 20 de Diciembre pasado, a diez días de la asunción de Macri.

A las primeras medidas gruesas de desregulación generalizada (desregulación del comercio exterior, del mercado financiero y cambiario y del comercio, lo que redundó en una devaluación de aproximadamente el 40%, exenciones de impuestos a los exportadores, disparada de precios, liberación de la tasa de interés, etc) y a la designación del Poder Ejecutivo de jueces de la Corte Suprema “en comisión”, se ha agregado lo siguiente, realizado en su mayoría por decreto y sin convocar a sesiones extraordinarias del Congreso:

-Cierre de la Administración Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA, la Agencia que regula la distribución de los medios de comunicación y se ocupa de controlar la aplicación de la Ley de Medios), desconociendo la Policía Federal resoluciones en contrario de jueces competentes, y cierre de la Administración Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC, la Agencia que regula las tecnologías).

-La creación, a cambio, del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), que concentrará los funciones -ahora muchas de ellas sólo formales- que estaban asignadas a las Agencias que se cerraron. Todo esto beneficia a las corporaciones al desmantelar los organismos de control antimonopolio.

-Cambios de la Ley de Medios, también en beneficio del Grupo Clarín y de otros conglomerados monopólicos.

-Autorización para la compra de la telefónica Nextel por parte del Grupo Clarín, lo que profundiza la concentración monopólica, antes impedida por la Ley de Medios hoy modificada por un decreto.

-Cesión, a cambio de poco más de 6,4 millones de dólares, de los partidos más populares del fútbol argentino al Grupo Clarín y a Telefónica, perjudicando a la Televisión Pública y a los canales América y 9, además de ceder a TyC Sports (perteneciente a Clarín y a Torneos y Competencias), por poco más de 14,1 millones de dólares, la transmisión de la Copa Argentina y la Primera B Nacional. De esta manera, Fútbol para Todos es privatizado en los partidos con más audiencia.

-Con el pretexto del “narcotráfico”, el establecimiento de la Emergencia de Seguridad Pública, que facilita la militarización, el derribo de aviones, y la intervención del Ejército en tareas de seguridad interna, además de la compra directa por parte del Estado, lo que permite discrecionalidad en el manejo del presupuesto. Todo esto en el plano de la “seguridad” está en sintonía con lo que pretende EEUU, la nación más involucrada en el narcotráfico mundial (justamente los países más vasallos de los EEUU, como México y Colombia, son los que tienen más violencia criminal por narcotráfico, y el Estado está directamente comprometido con esta actividad ilícita).

-Traspaso de la Policía Federal a la Ciudad de Buenos Aires.

-Incorporación de decenas de militares y comisarios retirados a la Agencia Federal de Inteligencia, lo que reincorpora personal servicial a las corporaciones y a Estados extranjeros, algo que Cristina Fernández de Kirchner había comenzado a desmantelar cuando disolvió la SIDE, que era un Estado en las sombras desde la dictadura militar y en los hechos subagencia de la CIA y el Mossad.

-Rescisión del contrato de código compartido que existía entre Aerolíneas Argentinas y la empresa Sol, lo que provocó la quiebra de la Aerolínea Sol, provocando la desocupación de 300 trabajadores. Esta quiebra beneficia a la privada LAN (la competencia de Aerolíneas Argentinas en cabotaje) la que, además, colocó en la gerencia de Aerolíneas Argentinas a dos de sus máximos ejecutivos.

-Modificación de la coparticipación federal en beneficio de la Ciudad de Buenos Aires (que es el distrito que gobernó Macri y ahora gobierna un delfín suyo) y en perjuicio de todas las demás provincias. Con el pretexto de que había que disponer los fondos para la Policía Federal transferida a la Ciudad se dispuso un aumento de fondos sensiblemente mayor al que sería necesario para financiar dicho traspaso. Después de las protestas de los gobernadores provinciales, el gobierno anunció que retrocedería en su abuso, pero lo hizo de manera excepcional, por esta vez, dejando firme la nueva porcentualidad establecida a favor de la Ciudad.

-Ampliación de la asistencia financiera a la Provincia de Buenos Aires, que es conducida por una gobernadora del partido de Macri.

-Cierre del Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo Argentino (Cefid-AR), patrocinado por el Banco Credicoop, el Banco Nación, el Banco Provincia y el BICE, un centro de estudios y elaboración de política económica de signo heterodoxo.

-Adjudicación a la constructora de Nicolás Caputo -íntimo amigo del Presidente- de la obra civil para la instalación del reactor nuclear RA-10, por 797 millones de pesos.

-Denuncia del Memorándum de Entendimiento con Irán, en alineamiento total con Israel y con los sectores más militaristas de la oligarquía norteamericana.

-Vaciamiento del equipo de profesionales de la querella que representa al Estado argentino en el juicio por el “Encubrimiento en la Investigación del Atentado a la AMIA”, (masacre de bandera falsa en que fueron asesinadas 85 personas y hubo más de 300 heridos) por la que están siendo juzgados de encubrimiento altos funcionarios de la administración Menem (el mismo Menem está procesado) y de las organizaciones judías AMIA y DAIA, también involucradas en el encubrimiento de esa masacre (razón por la cual el ex canciller Timerman se desafilió de las mismas).

-Designación de embajadores en comisión, sin pasar por el Congreso.

-Tarifazo en los valores de la energía eléctrica mayorista, sin audiencia pública, que es como lo establece la ley.

-Establecimiento de la “emergencia estadística”, pretexto aducido para suspender las mediciones del Instituto de Estadísticas y Censos por un plazo de por lo menos 8 meses, por lo que actualmente no hay estadísticas oficiales.

-Para aumentar las reservas del Banco Central, endeudamiento por 5.000 millones de dólares, con entrega en garantía de bonos por el doble, 10.000 millones de dólares. El préstamo fue concedido por los bancos HSBC, JP Morgan, Santander, BBVA, Deutsche Bank, Citigroup y Unión de Bancos Suizos. El plazo para devolver los 5.000 millones es 11 meses con una tasa de 6,7%.

Los tiburones son tiburones

Conocida es la frase “los EEUU no tienen amigos permanentes, tienen intereses permanentes”, la que grafica que por más que arastrados gobernantes de terceros países tengan una actitud de indigna salamería, eso no significa que los EEUU serán más benévolos sino que, por el contrario, estarán en mejores condiciones de abusar de los países que tienen la desgracia de ser representados por semejantes cipayos. Un ejemplo elocuente es el período de “relaciones carnales” de Menem y De la Rúa, donde como resultado de ellas la Argentina sólo obtuvo a cambio despojo y endeudamiento para, en el año 2001, explotar en un default mayúsculo, con los bancos robando desvergonzadamente a todos y una conmoción social incontenible.

Hoy Macri parece que pretende volver a interpretar el mismo papel ya fracasado. Y en estos pocos días el escenario nos mostró por donde va el argumento de esta película. “Les va a sorprender mucho más la oferta que la demanda de dólares”, se había jactado el ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, cuando llevó adelante una de las primeras medidas del gobierno: la desregulación del mercado cambiario. En esos momentos de euforia poseletectoral se ve que la fantasía gobernaba aún más las mentes de estos “pragmáticos”. El 16 de Diciembre, día del anuncio de la devaluación, el ministro prometió que conseguiría de 15 a 26 mil millones en cuatro semanas.

¿Cómo? Con la conversión a dólares del swap de yuanes por 3 mil millones de dólares (esto sí que no fue fantasía, sino una realidad que se pretendió ocultar ya que este swap con China fue acordado por el anterior ministro, Axel Kicillof). Con -en palabras de Prat Gay- “un acuerdo con todo el sector de empresas cerealeras que se han comprometido a liquidar a partir de mañana (17 de diciembre) 400 millones de dólares por día durante las próximas tres semanas. Para que se entienda bien esto implica un flujo de 2000 millones de dólares por semana”, y describía que “(en el paquete de 15 a 25 mil millones de dólares) está también incluido la buena predisposición de algunos empresarios. Se van sumando empresarios que nos dijeron que si ya están las cerealeras comprometidas ‘yo también puedo adelantar dólares, que de cualquier manera iba a traer. Pero en vez de traerlos a lo largo de un año los traigo en un mes’”. Con pases pasivos de bancos internacionales para sustentar las reservas del Banco Central. Con colocación de bonos de deuda.

A la vez, en el plano de los precios internos de la economía, las previsiones oficiales suponían una “colaboración” de las corporaciones formadoras de precios para que éstos no suban tanto.

Y en el plano externo, las expectativas eran llegar a un rápido y razonable acuerdo con los “fondos buitres”, de tal manera de “liberar” la posibilidad de endeudamiento en el mercado financiero internacional.

Repasemos entonces: las cerealeras, por semana, liquidaron 200 millones de dólares, la mitad de lo que habían prometido; a esos macanudos empresarios amigos de Prat Gay se los escuchó, por ahí, silbando, haciéndose los distraídos, porque no trajeron un sólo dólar; la colocación de bonos resultó ser un fracaso total: la licitación de bonos en dólares BONAR 2020 del 20 de Enero fue declarada desierta ya que ni un sólo inversor se presentó a comprar alguno de los 5 mil millones de dólares en títulos, y por el canje de Bonar X por Bonar 2020 sólo pudieron recaudar en torno de los 440 millones; en el caso de los pases pasivos, habían anunciado que se pensaban obtener 8 mil millones de dólares, pero finalmente sólo fueron 5 mil millones, y para ello se transformó deuda instransferible intraestado en bonos utilizados como garantía de estos créditos, bonos que durante su vida (6 a 11 años) pagarán, de ser utilizados, 9.141 millones de dólares adicionales, emitiéndose en total 13.699 millones de dólares, de los cuales 10 mil millones serán garantía del pase por 5 mil millones; en lo que se refiere a la inflación, ésta no ha podido ser moderada, sino que sigue su tendencia claramente ascendente aunque sin llegar a la hiperinflación, lo que lleva a su vez a los sindicatos a exigir legítimamente aumentos de salarios que por lo menos no bajan del 40% en las próximas paritarias; y por último las negociaciones con los “fondos buitres”, a los que el gobierno llama “holdouts”, no están andando al ritmo que Macri esperaba, lo que lo llevó a admitir que “esperábamos a esta altura tener la cosa más avanzada” (declaraciones en Davos el 22 de Enero).

Y además torpeza

A pocos días de asumido el nuevo gobierno la saga de los tres sicarios “evadidos” de un Penal de “Alta Seguridad” expuso el nivel de amateurismo y de inoperancia de los funcionarios de Cambiemos (tal el nombre del frente electoral que ungió a Macri en la presidencia del país). Ya a dos o tres días después de la “fuga” (fuga comprada con el dinero que uno de los sicarios obtuvo por una operación de prensa que tuvo un gran impacto electoral contra el kirchnerismo, donde señala al candidato a gobernador de la principal provincia argentina, Buenos Aires, como el pretendido autor intelectual de tres homicidios de traficantes de efedrina, un precursor químico para la elaboración de la cocaína, los homicidios por los cuales estos sicarios fueron condenados) los furcios fueron sucediéndose en una repetición de ridículos, como cuando Cristian Ritondo (bautizado vox populi como “Retonto”), el Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, confesaba que “los tenemos localizados” y “vamos a esperar el momento justo para atraparlos”, diez días antes de que recién entonces pudiera hacerlo la Policía de Santa Fe en Cayastá, una localidad de esa provincia a más de 500 kilómetros de donde los tenía “localizados” “Retonto”; o como cuando se anunció que los tres prófugos habían sido atrapados, 13 días después de su “fuga” y, en realidad -luego de que se felicitaran con suficiencia de veteranos profesionales el presidente Macri y sus ministros- se descubriera que sólo uno de ellos había sido apresado en ese momento, y los otros dos reos aún seguían huyendo. El blindaje mediático de los monopolios informativos privados de Argentina hizo que estas gansadas fueran convenientemente disimuladas ante los ojos de la sociedad.

De la misma manera, en otra expresión de lo que es la torpeza política, el gobierno anunció la alteración, en beneficio de la Ciudad de Buenos Aires, de los porcentajes de la coparticipación federal sin informarle ni siquiera al Ministro del Interior, que es el que tiene que conducir la relación con los gobernadores, todos los cuales fueron perjudicados por la medida y se unieron en un sólo reclamo de rectificación. Pero el gobierno de Macri, autoproclamado campeón del diálogo, ni siquiera comunica a sus colaboradores más cercanos las medidas que toma.

“¿Para qué hacer un sacrificio por cosas que se pueden resolver con sólo hacer política?” se pregunta el agente oficioso de la embajada de los EEUU en la Argentina, el periodista y editorialista de La Nación, Joaquín Morales Solá, sugiriéndole al gobierno un poco de manejo.

“Quizás el éxito de la nueva administración se cifre, paradójicamente, en comprender la política”, reflexiona el consultor político Eduardo Fidanza también en La Nación, visualizando lo mismo que Morales Solá.

Mucha ideología; poco pragmatismo

Evidentemente que si es por los resultados lo que se ve aquí es mucha ideología, mucho voluntarismo neoliberal, y poco pragmatismo, entendido en el sentido cabal, como lo que ofrece resultados provechosos tangibles. Sólo a los débiles, sólo al pueblo, sólo a los más vulnerables les cabe el rigor. Es al pueblo humilde y a sus dirigentes contra los que Macri demuestra temperamento, ese que no tiene para lograr resultados útiles para la Argentina. Entonces no estamos frente al pragmatismo, sino frente a la ideología de suponer, cándidamente, que los capitalistas pueden disciplinarse solos, por “agradecidos”. Esto no es eficiencia, sino una gran inoperancia que llevará a la Argentina, en poco tiempo, si es que esto sigue así, al destino de Ucrania, o de México, países en la ruina. Tomemos Ucrania: entró en un vórtice destructivo desde que prosperó el golpe de los fanáticos nazis organizados por los EEUU y la OTAN para desestabilizar las cercanías de Rusia. Cierto es que el FMI hizo groseras excepciones con ese insolvente país, pero en los hechos la vida de esa sociedad y las condiciones socioeconómicas se han deteriorado de manera dramática bajo la conducción de los equivalentes de Macri allí. Al pueblo ucraniano el FMI no le sirve para nada, por más que haga anuncios de aparente magnanimidad. El oligarca Poroshenko es el presidente de una nación gravemente desestabilizada por los ideologizados cruzados del capital financiero y el aparato militar-industrial de Occidente.

¿Qué obtuvo Ucrania a cambio de la amistad con Occidente? Pauperización de su sociedad, descomposición de su economía, y guerra como Estado proxy al servicio de la OTAN.

¿Qué obtuvo México a cambio de la amistad con EEUU? Pauperización de su sociedad, descomposición de su economía, y guerra como narcoEstado proxy al servicio de los EEUU.

¿Qué obtendrá Argentina a cambio de su renacida amistad con Occidente de la mano de Macri? Seguramente algo muy parecido. Ojalá que los argentinos, con la organización popular y el sentimiento nacional, logremos impedir a tiempo la consumación de esta desgracia.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios