Opinión

Autor: Rubén Abelenda

03:09 pm
06
Nov
2015

Seguro estoy que uno de los gigantes de Nuestra América, Hugo Chávez, diría hoy que el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba se irá al carajo, como mismo afirmó lleno de vida hace 10 años en Mar del Plata, Argentina, el desaparecido físicamente presidente venezolano, al referirse al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Esa frase de Chávez sobre el ALCA, otro fallido invento neoliberal de Washington para continuar dominando a la Patria Grande, pasó a la historia, como muchas tantas de él que mantendrán su vigencia eternamente.

Ante los nuevos acontecimientos relacionados con Estados Unidos y Cuba, no tengo la menor duda que el arquitecto de la Revolución Bolivariana en Venezuela reiteraría, sobre la guerra económica, comercial y financiera que aun aplica la Casa Blanca a la mayor de la Antillas, lo que hace una década expresó con certeza en Mar del Plata.

Y claro que como el ALCA se derrumbó, el muro del bloqueo impuesto por Washington a la Isla caribeña se desmoronará mucho ante de los que algunos piensan, a pesar de que el actual presidente norteamericano, Barack Obama, no ha aplicado todos sus poderes para fisurarlo, y el Congreso del imperio del Norte brutal y revuelto nada ha hecho para poner fin a esa agresiva y frustrada política.

El propio Obama admitió que tal conducta hostil hacia Cuba de sucesivas administraciones estadounidenses no tiene cabida ya, mientras la mayoría de sus compatriotas favorece el levantamiento del bloqueo, y a la vez que se normalicen los vínculos entre ambos países vecinos.

De otro lado, el pasado 27 de octubre la Asamblea General de la ONU adoptó por vigesimocuarta ocasión consecutiva una nueva Resolución que exige el fin del cerco de Washington al pueblo cubano.

El dictamen de Naciones Unidas fue aprobado por 191 votos a favor de las 193 naciones que conforman la mayor organización internacional, un verdadero record, y solo Estados Unidos e Israel se opusieron, lo que demostró quienes son los aislados de este mundo.

Analistas opinaron que esa actitud de Washington en la ONU fue un nuevo show de prepotencia imperial, y otra evidencia de que le cuesta mucho reconocer su derrota ante Cuba, que ha resistido la más prolongada guerra aplicada a un país en la historia contemporánea.

Los mismos analistas consideran que el bloqueo a la mayor de las Antillas se mantiene intacto, pero a la vez coinciden en que la realidad demuestra que ese muro caerá por su propio peso, porque no tiene sentido alguno en la actual coyuntura, y menos luego del restablecimiento de los nexos diplomáticos entre Washington y La Habana.

Delegaciones comerciales, académicos, deportistas, artistas y estadounidenses de otras tantas esferas viajan cada vez más a Cuba en busca de explorar negocios y abrir puentes de intercambios beneficiosos para los dos países y pueblos.

La Feria Internacional de La Habana (FIHAV-2015) que se celebra por estos días en la capital cubana es un ejemplo de ello, y un augurio de que el bloqueo está sentenciado a morir como mismo le ocurrió al ALCA.

Sabio y grande Chávez, que vivirá entre nosotros siempre, y guiará a Venezuela y a Nuestra América por senderos Hasta la Victoria Siempre, como lo ha hecho y lo sigue haciendo el líder de la Revolución cubana Fidel Castro, uno de sus verdaderos amigos.

Cubadebate

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios