Opinión

Autor: Asalia Venegas

10:26 am
29
Oct
2015

Las seis letras que conforman este nombre han estremecido la historia de Venezuela, los sentimientos, el amor -un amor compartido-, lo más recóndito de la psique del pueblo venezolano. Chávez es algo más que una referencia: ¡Chávez vive! Cuando la figura de Chávez irrumpe a la luz pública, de verdad no lo conocíamos. Muchos no lo conocían. De allí en adelante ya no fue posible olvidarlo.

Su figura es tan avasallante que, desde 1998, copó todos los espacios. Ningún campo, ninguna materia, le fueron ajenos. Chávez tuvo la sensibilidad que captó el sentir de la venezolanidad. De allí la empatía que alcanzó con todos, sin importar sexo, edad ni clase social. Esa relación -absolutamente espontánea- surgió sola con la pureza del agua cristalina. En realidad, Chávez se la ganó por su carisma y sinceridad. Esta se reforzó y se ha mantenido a lo largo del tiempo.

Esto por supuesto no lo entiende la craneoteca de los genios de la oposición. Como están acostumbrados a las deslealtades, a las pugnas y a la traición -sin un liderazgo visible que los cohesione-, les parece inverosímil que después de dos años los chavistas sigan diciendo que aman a Chávez y que agradecen todo lo que consiguió para el pueblo cuando ya su presencia física no nos acompaña.

El desubicado de Capriles, recién el presidente Chávez falleció, cometió el exabrupto de decir: “Chávez está muerto y nadie se los va a devolver”. Podemos analizar el discurso de los opositores desde marzo de 2013, y tendríamos como resultado constatar que el nombre de Chávez los persigue, está en su inconsciente, lo nombran permanentemente. La Tintori dijo recién: “los chavistas han abandonado el legado de Chávez. ¿Preocupada? Esta gente dice y se contradice.

Ni estos personajes, ni la MUD completa, comprenden lo que ocurre con el enlace mágico de Chávez con Venezuela, de Chávez con su pueblo. Chávez ha permeado la historia de estos últimos 17 años. Chávez está en lo más profundo colectivo. La oposición pide a gritos que se entierre a Chávez. El inefable Chúo Torrealba acaba de expresar que “hoy los chavistas se esconden detrás del difunto y que le van a chulear su popularidad”. Pobre, el atavismo del presidente Chávez los sepultará.

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios