Opinión

Autor: Beltrán Haddad

03:00 pm
16
May
2016

En el constitucionalismo de hoy, no es posible concebir una constitución como un “manifiesto político” y mucho menos que su concreción sea tarea exclusiva del legislador. Anteriormente, no existía la garantía jurisdiccional de la Constitución. Ahora es diferente y todo aparece moldeado en tonos de neoconstitucionalismo. Por ejemplo, dice la nuestra: “Corresponde exclusivamente a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia como jurisdicción constitucional, declarar la nulidad de las leyes y demás actos de los órganos que ejercen el Poder Público”.

Me explico: después de la Segunda Guerra Mundial apareció el llamado paradigma del Estado constitucional y el constitucionalismo rígido, comenzando por Italia (1947) y Alemania (1949), lo que permitió la constitucionalización de los ordenamientos jurídicos. Atrás quedó el Estado legislativo de derecho con sus viejas constituciones de “letra muerta” que no servían para nada. Entonces apareció el Estado constitucional de derecho y la democracia constitucional afloró en los límites y vínculos impuestos por la Constitución a todos los poderes y en “el derecho a las libertades que ninguna mayoría puede violar, y en los derechos sociales que cualquier mayoría está obligada a satisfacer”.

Pues bien, en esa orientación de constitucionalismo, desde hace unos días vengo leyendo en los medios impresos y oyendo opiniones, dadas con seguridad y sin hesitaciones, que no habrá referendo revocatorio porque el tiempo ha pasado y la oposición se ha quedado. Me leo la norma constitucional en su parte final y observo que es de aplicación directa, algo muy propio del constitucionalismo de hoy. Dice la norma: “Durante el período para el cual fue elegido el funcionario o funcionaria no podrá hacerse más de una solicitud de revocación de su mandato”.

Ahora me pregunto, en medio de la crisis que vive el país, sea por razones naturales, ya por la baja de los precios del petróleo, o por las conjuras opositoras o por los errores cometidos: ¿es oportuno, en estas circunstancias de crisis, ese referendo? El país precisa de la participación de todos, con o sin diferencias políticas, para salir de la crisis y en función de la Constitución que afirma las relaciones sociales.

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios