Opinión

Autor: Ángel Daniel González

02:08 pm
04
Nov
2015

Falsos positivos

Esta semana la guerra se mostró en la máxima expresión de lo que es su definición: el arte del engaño. Como nunca antes, el entramado de lo que llaman “la derecha” nacional e internacional enfila con fuerza sus cañones contra Venezuela. Con todo su poder, tratan de generar el ambiente de caos, miedo y desesperanza en el pueblo venezolano para que el escenario de las elecciones del 6 de diciembre esté completamente enrarecido y cuestionado hasta por los propios votantes. Ese es su objetivo: que las elecciones estén bajo duda para, primero, generar poca participación de parte de las bases del chavismo; y segundo, que se genere un conflicto alrededor del proceso electoral que produzca inestabilidad en el Gobierno y así dar el tan ansiado zarpazo para sacar a la Revolución del poder del Estado.

Primero, sale declarando en medios internacionales uno de los fiscales que participó como acusador en el proceso contra Leopoldo López y dice que el juicio estuvo viciado y que todo fue una mentira. Obviamente, este sujeto está comprado; su declaración no tiene ninguna base sustantiva más que su contradictoria palabra. Con esto buscan que los escuálidos se manifiesten, sea en las calles o en el proceso electoral. También se pretende con esto generar en la opinión internacional la imagen de que la institucionalidad en Venezuela es completamente cuestionable, lo que aplanaría el terreno para que gobiernos y organismos multilaterales consientan de alguna manera un eventual cambio de gobierno.

Segundo, declara el jefe del Comando Sur de Estados Unidos y dice que en Venezuela hay un caos, que la situación es un desastre y que ellos, el ejército de EEUU, pudiera intervenir en nuestro país en caso de que haya una supuesta “crisis humanitaria”. Hay que entender que es absolutamente anormal que un funcionario militar de EEUU esté ofreciendo una entrevista en CNN en español y asomando abiertamente la posibilidad de una intervención en otro país. Es una clara señal de amenaza y una contribución a la construcción del discurso de que Venezuela está grave y debe haber un cambio.

Tercero, el presidente de Colombia, en una actuación que también está fuera de toda normalidad, declara sí como de repente que le preocupa que Venezuela no defina la observación internacional a las elecciones, según él la única garantía un proceso democrático. Un presidente nunca opina así sobre las elecciones de otro país. Y menos con una mentira tan evidente, ya que el acompañamiento internacional está convocado y definido. Está claro que lo hace para contribuir al enrarecimiento del escenario venezolano y abrir la posibilidad de un cuestionamiento internacional de los resultados electorales.

Todo esto forma parte de la misma guerra. Todo el aparato de producción de discurso que manejan quienes tienen el poder económico y mediático está 100% dedicado a construir una supuesta “verdad” sobre cuál es la situación en Venezuela. Como decía Michel Foucault: “El poder produce lo real”. Quieren producir en nosotros y sobre nosotros una realidad aparte. El objetivo de todas estas acciones está puesto en las elecciones del 6 de diciembre. No hay que dejarse engañar, la mejor forma de combatir los continuos ataques a nuestra voluntad es salir el 6D a votar por la Revolución.

Hoy Venezuela

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios