Opinión

Autor: Roberto Malaver

09:32 am
13
Mar
2015

El Centro Comercial San Ignacio es una fiesta que no se acaba nunca. Sin embargo hay gente, en el exterior, que piensa, gracias a los medios de comunicación, que el país está en guerra. Y por allí van parejas abrazadas y sonriendo. Y de repente, el silencio se rompe por el encanto de Cinthya Machado Zuloaga, que se acerca y toma asiento y no espera para comenzar diciendo:

-Obama está enfermo de invasión. Muy enfermo. Eso de decir que Venezuela es una amenaza inusual y extraordinaria para Estados Unidos es como mucho con demasiado, como dicen los marginales por allí. Las invasiones norteamericanos se están convirtiendo en una tradición. A todo presidente que llegue allí le sale su invasión. Y Obama no estaba dispuesto a marcharse sin hacer las suyas. Allí están Libia, Siria. Y además, continúa las que dejó Bush. Es una tradición, así como en Margarita hay la tradición de sacar en diciembre a bailar el Pájaro Guarandol, o el Carite o la lancha Nueva Esparta. Y por lo visto es la única tradición que tiene ese país: las invasiones.

El mesonero llega y dice: “Perdone que invada su territorio, señorita, aquí está su botellita de agua Evian”, y sin decir más nada coloca el café negro sobre la mesa y se marcha, eso sí, de espaldas, para seguir viendo a Cinthya de frente.

Y dice Cinthya: “Desde Estados Unidos tienen años amenazando y atacando países. Y en América Latina tenemos para contar historias. Lo que llama la atención es que es la primera vez que un presidente de ese país dice que Venezuela es una amenaza inusual y extraordinaria para Estados Unidos, cuando todos sabemos que ni militarmente ni económicamente podemos acercarnos a todo el poder que tiene ese país, a menos que enviemos a los guarimberos de María Corina Machado, para ver cómo les va por allá. Y mientras Kerry y Obama hablan de ataques y amenazas, lo que queda en la oposición no sabe qué decir, sacan un comunicado que si uno lo lee entre líneas -hay expertos en eso- pareciera que están deseando que nos invadan. Lo que sí existe es una invasión de rumores en la MUD con respecto a sus elecciones primarias, eso sí parece que lo van a resolver con una invasión. Mi padre dice que él también tuvo una amenaza inusual y extraordinaria, tan extraordinaria, que al otro día se casó con mi mamá para evitar la invasión”.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios