Opinión

Autor: Carola Chávez

10:46 am
01
Feb
2016

“La cola para acabar con las colas. Vota por la Ley Cero Colas”. Slogans publicitarios disfrazados de promesa electoral, tal como lo explicó el diputado antichavista Carlos Berrizbeitia. “Nosotros no vamos a acabar con las colas” -Anunció el nuevo presidente de la Asamblea rompiendo los sueños de luna de miel de muchos de sus votantes. “Él me mintió, él me dijo que me amaba y no era verdad”. Bueno, pero al menos van a liberar a Leopoldo, porque eso era lo primero que iban a hacer apenas posaran el curul en sus curules.

Pues no, ese era otro slogan publicitario, porque piensen: ¿Quién va a querer soltar a otro cacique en medio de semejante disputa por el poder? ¿Creen que Ramos Allup se va a meter ese autogol? ¿O acaso Julio Borges, segundón eterno, va a permitir que venga Leopoldo a serrucharle las patas para que ya ni a segundón pueda aspirar?

Y la cosa se complica más cuando Lilian clama a favor de Lorent Saleh, el autodenominado terrorista de profesión, el que iba a poner bombas en las discotecas; ¡fuego, fuego, fuego! -decía muerto de la risa imaginando la desgracia. Ese terrorista al que sus padrinos prefieren olvidar y al que Lilian, jugando quién sabe para qué equipo, desempolva para que lo incluyan en la ley de amnistía que beneficiaría, precisamente, a los olvidadizos padrinos.

La situación económica, la principal preocupación de los venezolanos, se debatió por fin en la Asamblea porque el presidente Maduro les envió el Decreto de Emergencia Económica. ¡No es no! -dijeron los diputados antichavistas, sin contrapropuesta alguna, nada de nada, más allá del acostumbrado “no me da la gana”. Ese mismo día, buscando soluciones, Nicolás Maduro instalaba el Consejo Presidencial de Economía Productiva.

Con el debate sobre el acceso de las medicinas, más de lo mismo, un palabrerío sin propuestas pero con el peligroso agregado de la declaración de la “crisis humanitaria” por la que el general John Kelly había rezado tanto para poder venir a salvarnos a bombazos.

Apostando al caos reciclan slogans publicitarios disfrazados de promesas: “Esto se arregla cuando saquemos a Maduro”. Mientras tanto, la sesión de hoy fue diferida por falta de quórum. Es que, como es costumbre, buena parte de la bancada antichavista ya está en irresponsable y reposero reposo. En fin…

ultimasnoticias

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios