Opinión

Autor: Julio Escalona

08:29 am
25
Mar
2015

Una vez difundida la ya conocida Orden Ejecutiva del presidente Obama, la opción de Venezuela para evitar la agresión fue ganar la batalla política por la paz. Se logró gracias al presidente Maduro y a la canciller Delcy Rodríguez.

Dos terceras partes de los 193 Estados que son miembros de la ONU han rechazado la posición de EEUU considerando que la referida Orden Ejecutiva es una intervención en los asuntos internos de Venezuela, viola su soberanía, recurre a la amenaza de la fuerza… Los Estados de América Latina y el Caribe y la generalidad de África y Asia fueron solidarios con Venezuela.

EEUU reaccionó diciendo “damos la bienvenida a las conversaciones y el debate” y proponiendo “una misión internacional electoral que garantice la transparencia del proceso”.

¿Quiere negociar EEUU con la Orden Ejecutiva como amenaza y proponiendo una supervisión electoral internacional, que EEUU sabe que Venezuela ya ha rechazado? ¿Otra forma de injerencia mientras estamos bajo amenaza? Si las negociaciones no avanzan hacia resultados esperados por EEUU, ¿nos chantajearán con la Orden Ejecutiva?

¿Una misión internacional para garantizar la transparencia del proceso no significa poner en duda los resultados de los procesos anteriores y acoger la tesis de la oposición de que el presidente Maduro y las demás instituciones carecen de legitimidad? Si las elecciones venezolanas en el pasado reciente han sido supervisadas por la OEA, el Centro Carter y la Unión Europea, que han certificado su transparencia; si el propio presidente Carter ha dicho que Venezuela tiene el mejor sistema electoral del mundo, ¿por qué traer de nuevo un argumento que ha sido fundamento de guarimbas y golpes de Estado? ¿Por qué traerlo si en las pasadas elecciones, para escoger alcaldes, la oposición ganó las alcaldías más importantes del país? ¿Si el pueblo en las urnas derrotó el ilegal plebiscito convocado por la oposición y esta no gritó fraude? ¿No será esta una manera de quitar el centro de la atención de la Orden Ejecutiva para ponerlo en la transparencia de las elecciones venezolanas y tratar de fracturar el frente de alianzas que Venezuela ha construido? Si la negociación se atasca, ¿se retirará EEUU amenazando con la Orden Ejecutiva? Mientras se desarrollan las negociaciones, ¿EEUU aprovecharía para incrementar la guerra económica, las colas y la demolición psicológica y moral de la población? Confiamos en Ud., Presidente.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios