Opinión

Autor: Roberto Malaver

11:47 am
20
Feb
2015

Llega muerta de la risa y toma asiento: “El Carnaval es una fiesta que no se acaba nunca, amigo”. Cinthya Machado Zuloaga está feliz. En su cara se nota -aparte de su belleza- una felicidad permanente. Sabe que lo tiene todo y más, porque su familia se lo ha dado. Y ella solo vive para ser feliz.

Desde su cartera Prada saca una laptop y quiere mostrarme el video que le enviaron de una marcha blanca en Chacaíto. “No somos nada originales. En Cuba están las damas de blanco, y del Ku Klux Klan no quiero decirte nada. Hasta los fantasmas se visten de blanco. Pero solo a nosotros se nos ocurre vestirnos de blanco para ir a protestar, y mientras tanto seguimos sin reconocerle nada al Gobierno. Vivimos un carnaval permanente, ahora vamos descubriendo que no somos nada demócratas, es más, por lo visto nunca lo hemos sido, puesto que estamos empujando salidas que no son nada democráticas. Mi papá cuando leyó el documento de la transición que salió publicado en la prensa, firmado por Ledezma, López y Machado, se puso las manos en la cabeza y dijo: “Presos, todos irían presos en otro país, pero aquí los siguen soportando, será que esperan que ellos solos vayan a la cárcel, que se entreguen, y a lo mejor, por el camino que van a lo mejor un día de estos se entregan, porque ya no les queda más nada por hacer”. Así dijo mi padre y mientras caminaba iba diciendo: “Rómulo, Caldera, ¿por qué nos abandonaron?”.

El mesonero se acerca, ve a Cinthya y se arrodilla. Le dice entre labios una oración rara. Después se levanta y coloca la botellita de agua Evian y el café sobre la mesa. Me ve con envidia y rabia y se marcha, como siempre, de espaldas, para seguir adorando a Cinthya de frente.

Y ella sigue diciendo: “En verdad que hay que felicitar a Maduro, porque no solo tiene que soportar esta oposición desequilibrada, sino que además tiene que atender a los que gobiernan Estados Unidos, desde Obama hasta el portero de la Casa Blanca, y ahora se acaba de añadir el Gobierno español, que piensa que tiene aquí a Cristóbal Colón. Y también está por allí Uribe, que con su gente en Colombia también ataca, en fin, que se nota que la pelea es peleando. Pero mientras tanto, sigamos viendo la comparsa de la oposición para ver qué disfraz nos traen invitado a Venezuela para que siga el Carnaval”.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios